Francisco enviará una condena personal en un mensaje al arzobispo de París

El Vaticano tilda de «abominable» el ataque contra «Charlie Hebdo»

El rector de la mezquita de París condena el atentado y muestra su «inquietud por el radicalismo religioso»

Es necesario que los musulmanes salgan a la calle en masa para expresar su disgusto por la confiscación del Islam por parte de estos extremistas, esos locos

El Vaticano calificó como «abominable» el ataque que causó al menos 12 muertos en las oficinas en París de un semanario satírico conocido por burlarse al Islam radical. «Es un doble acto de violencia, abominable porque es tanto un ataque contra personas como contra la libertad de prensa«, dijo el viceportavoz del Vaticano, el sacerdote Ciro Benedettini.

Agregó que el Papa Francisco posiblemente exprese una condena personal al enviar un mensaje al arzobispo de París. Precisamente, el Pontífice saludó este miércoles a cuatro imanes franceses implicados en el diálogo interreligioso al final de la audiencia general semanal en el Vaticano.

«Saludo cordialmente la delegación de imanes franceses que participan en las relaciones entre islámicos y cristianos», dijo el papa en italiano durante la audiencia en la sala Pablo VI, indicó AFP.

Después de la audiencia, Francisco, que le da una gran importancia al diálogo interreligioso, saludó individualmente a Tareq Oubrou, rector de la mezquita de Burdeos, Mohamed Moussaoui, presidente de la Unión de Mezquitas de Francia, Azzedine Gaci, rector de la mezquita de Villeurbanne, y Djelloul Seddiki, director del Instituto de Teología de la Gran Mezquita de París.

El papa les estrechó calurosamente la mano y tuvo un breve diálogo con cada uno de ellos, a quienes obsequió un rosario.

Los líderes franceses musulmanes han asegurado estar consternados. Dalil Boubakeur, el rector de la mezquita de París, ha manifestado desde el lugar de los hechos su «inquietud por el radicalismo religioso» que golpea a tantos países, «incluidos los musulmanes».

«Es necesario que la comunidad musulmana se rebele» para expresar su «disgusto» ante la confiscación del Islam por «extremistas», por «locos», dijo a la agencia I.MEDIA el rector de la mezquita Burdeos, Tareq Oubrou.

En cuanto al presidente de la Unión de Mezquitas de Francia, Mohammed Moussaoui, también quisiera una «reacción» de los musulmanes, cuya religión es «explotada por los delincuentes.»

«Los musulmanes están traumatizados, están cansados, la mayoría silenciosa se ve a sí misma como rehén tomado por los extremistas«, dice el rector de la mezquita de Burdeos, mostrando su deseo de «que la comunidad musulmana consiga actuar unida, se manifieste».

«Es necesario que los musulmanes salgan a la calle en masa para expresar su disgusto por la confiscación del Islam por parte de estos extremistas, esos locos», dice Tareq Oubrou.

Además de su cercanía a las familias de las víctimas, Tareq Oubrou considera que este acto es «un golpe para el Islam y los musulmanes de Francia, un acto que va en la dirección de la escisión de la sociedad y retrasar la asimilación y integración de los musulmanes». «¿Quién se beneficia del crimen?», se preguntó el imán de Burdeos antes de asegurar que no beneficia ni al islam ni a los musulmanes.

«La característica de una religión es unir a la gente -insistió-, y cualquier acto dirigido a dividir a la humanidad, la sociedad, no es un acto religioso.» El imán de Burdeos señaló que la «masacre» ocurrida en Charlie Hebdo es «la primera de esta magnitud desde la instalación de la comunidad musulmana de la década de 1980,» en Francia.

En cuanto al presidente de la Unión de mezquitas en Francia, Mohammed Moussaoui, dijo que estaba «consternado y conmocionado» tras el atentado mortal en París y señaló que se acaba de orar con Francisco «para que la paz y la hermandad se consoliden y fortalezcan al mundo «, con un pensamiento especial para los cristianos de Oriente.

A su vez, aseguró que «no hay suficientes palabras suficientemente fuertes y duras» para expresar la condena de los musulmanes en Francia que se sienten «víctimas dobles», porque «la religión es explotada por los delincuentes» y porque «el intento populista de explotar este tipo de actos agrava aún más las tensiones y temores en la sociedad».

 

El primer ministro británico, David Cameron , condenó hoy el ataque en el que dos hombres armados mataron a por lo menos 12 personas y consideró que «los asesinatos de París son repugnantes».

«Apoyamos al pueblo francés en la lucha contra el terror y la defensa de la libertad de prensa», dijo el premier conservador.

Por su parte, el viceprimer ministro británico, Nick Clegg, consideró que los asesinatos son un «acto barbárico contra la libertad de expresión».

En tanto, en Estados Unidos, la Casa Blanca condenó «en los términos más fuertes» el ataque y se solidarizó «con las familias de todos los que resultaron muertos o heridos en este ataque», declaró Josh Earnest, portavoz del presidente estadounidense, Barack Obama , en la cadena MSNBC.

«Estados Unidos está dispuesto a colaborar con los franceses para ayudarlos en la investigación«, añadió el portavoz.

El presidente ruso, Vladimir Putin , «condenó enérgicamente este crimen cínico y reiteró la disposición [de Rusia] a seguir con la cooperación activa en la lucha contra la amenaza del terrorismo», según un comunicado hecho público por el Kremlin.

Vladímir Putin «ha remitido palabras de condolencia y apoyo a los familiares y allegados de los fallecidos y deseado una pronta curación a todos los que han sufrido a manos de los extremistas», agregó.

La canciller alemana, Angela Merkel, expresó hoy su más rotunda condena al atentado, al que calificó de «ataque contra la libertad de prensa y expresión», dos «puntales de la «sociedad democrática».

El atentado sufrido en la sede de esa publicación en París es absolutamente «injustificable», destacó la canciller en un mensaje enviado al presidente francés, François Hollande, donde le expresa su «conmoción».

El ataque es un «acto abominable», donde además de haberse atentado «contra la vida de ciudadanos y ciudadanas francesas», así como la seguridad nacional del país, se pretende hacerlo contra la libertad de prensa y expresión.

«Quiero expresarle, a usted y a sus compatriotas, las condolencias de los ciudadanos alemanes y las mías personales», prosigue el mensaje, difundido por la Cancillería.

El gobierno del presidente español, Mariano Rajoy, expresó hoy su más enérgica condena contra lo que consideró un acto «vil y cobarde».

«Mi firme condena al atentado terrorista en París y mis condolencias y solidaridad al pueblo francés por las víctimas. España con Francia», escribió Rajoy en Twitter.

(RD/Agencias)

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído