"Cuanto más hablamos de las películas, más paralelismos vemos con las tradiciones cristianas"

Cientos de personas en la primera misa «Star Wars» en una iglesia protestante alemana

El templo se llenó de Darth Vader o Chewbacca

Cientos de personas en la primera misa "Star Wars" en una iglesia protestante alemana
Éxito de la misa "Star Wars"

La iglesia protestante de Sión es conocida porque formó parte de ella el pastor Dietrich Bonhoeffer, un escritor y resistente antinazi asesinado en un campo de concentración

Cientos de personas participaron en la ceremonia en la Iglesia de Sión, en el distrito de Mitte, que tuvo lugar cuatro días antes de Navidad y pocos días después de que Hollywood subiera el telón de «El Despertar de la Fuerza», la primera entrega en diez años de «Star Wars».

La ceremonia también tuvo lugar en momentos en que los lugares de culto alemanes luchan para seguir teniendo fieles y obtener donaciones.

Así, había participantes vestidos de personajes de la película, como Darth Vader o Chewbacca, y los pastores Ulrike Garve, de 29 años, y Lucas Ludewig, de 30 años, esgrimían sables de luz rojos de juguete cuando pronunciaban el sermón desde el altar.

«Cuanto más hablamos de las películas, más paralelismos vemos con las tradiciones cristianas», había afirmado Garve en un comunicado.

«Queremos explicar esos paralelismos a los asistentes a la ceremonia», agregó.

La iglesia protestante de Sión es conocida porque formó parte de ella el pastor Dietrich Bonhoeffer, un escritor y resistente antinazi asesinado en un campo de concentración. Antes de la caída del Muro de Berlín, en 1989, la iglesia también fue un lugar de encuentro para la oposición en lo que era Alemania Oriental, un país satélite de la Unión Soviética.

Cuatro décadas después del lanzamiento de la primera película de «Star Wars», en 1977, los expertos prevén que este film de presupuesto colosal obtenga unos ingresos aún más astronómicos: alrededor de 2.000 millones de dólares en los cines, sin contar con las ventas de los innumerables productos derivados.

Con otras dos películas aún por llegar, «Star Wars» podría incluso convertirse en la saga de mayor recaudación en la historia del cine.

Esto sería suficiente para permitir a Disney cosechar los frutos de los 4.000 millones de dólares invertidos para comprar este tesoro cinematográfico a George Lucas.

(RD/Agencias)

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído