El cardenal Woelki denuncia que el Mediterráneo es "un mar de muertos"

El cardenal Lehmann anima a los obispos alemanes a «usar la libertad que ha dado el Papa»

"Quiere que exploremos nuevos caminos, sin esperar a que se ponga en marcha el tanque"

El cardenal Lehmann anima a los obispos alemanes a "usar la libertad que ha dado el Papa"
El cardenal Karl Lehmann, el obispo de Maguncia Agencias

¿Qué es lo que nos impide ordenar (sacerdotes) a los diáconos permanentes -quienes prestan un gran servicio a la Iglesia- para que puedan asumir los deberes sacerdotales?

(Cameron Doody).- «Usar la libertad que nos ha dado el Papa». El cardenal Karl Lehmann animó así a los obispos alemanes a no perder el momento oportuno para hacer reformas en la Iglesia, escasos días antes de la publicación de la carta de los cuatros cardenales ultraconservadores, chantajeando a Francisco a aclarar las «confusiones» que supuestamente contiene Amoris laetitia.

«Francisco quiere que exploremos nuevos caminos. A veces no hace falta esperar hasta que se ponga en marcha el tanque». En una entrevista publicada en la web alemana katholisch.de el 10 de noviembre, Lehmann se refirió así a los retos a los que se enfrentan la Iglesia católica de hoy día -como son las relaciones con otras denominaciones o la falta tanto de fieles como de sacerdotes- y a la lentitud de la Curia, y otros sectores de la Iglesia, en hacer frente a ellos.

El actual obispo de Maguncia -expresidente de los obispos alemanes durante veinte años -no ahorró palabras al definir lo que está en juego para todas las Iglesias, si no se adaptan, rápidamente, a la sociedad del siglo XXI. Respecto a la escasez de feligreses, y vocaciones, que afecta a todas las denominaciones, el cardenal fue tajante: «Todas las confesiones tenemos el agua hasta el cuello, y no tenemos una eternidad».

Ante tales crisis que aquejan a la comunidad católica, el cardenal Lehmann animó a los prelados alemanes -como parte de la exploración de nuevos caminos por la que clama Francisco- a que buscaran soluciones creativas, como la apertura del sacerdocio a personas que no sean sólo varones célibes.

«¿Qué es lo que nos impide ordenar (sacerdotes) a los diáconos permanentes -quienes prestan un gran servicio a la Iglesia- para que puedan asumir los deberes sacerdotales?», se preguntó el obispo alemán.

Woelki denuncia que el Mediterráneo se ha convertido en el «Mar de los Muertos»

Quien parece estar tomando en serio la llamada a un mayor grado de apertura, hospitalidad e implicación social por parte de la Iglesia, muy en la línea tanto de Francisco como del cardenal Lehmann, es el cardenal Rainer María Woelki, el arzobispo de Colonia.

En el acto de bendición de un nuevo complejo residencial para refugiados este lunes, Woelki reclamó una «nueva política inmigratoria» europea que facilite la entrada legal de más inmigrantes y que acabe con los traficantes de personas que han convertido el Mediterráneo en un «Mar de los Muertos».

Woelki realizaba estas declaraciones en la inauguración del refugio de San Pantaleón, un complejo de unos 1.500 metros cuadrados que albergará a 22 familias desplazadas y otros 25 menores refugiados más. Según las cifras oficiales la archidiócesis habrá gastado un total de 2,5 millones de euros en este nuevo proyecto solidario.

«Desde el fin del desastre del Segundo Guerra Mundial no ha habido más gente que están huyendo que ahora», explicó el cardenal Woelki en el acto, según informa la web express.de. «Huyen de la guerra y la violencia, de la persecución política y religiosa, de la violencia sexual, de la esclavitud. Huyen del hambre y de la sed», agregó.

En julio de 2014, Woelki relevó al frente de la archidiócesis de Colonia al cardenal Joachim Meisner, uno de los cuatro cardenales que han presentado una lista de cinco dubia al Papa Francisco sobre el contenido de Amoris laetitia.

En mayo de este año el actual arzobispo de la ciudad celebró la misa de Corpus Christi en un altar que se había construido a partir de una barcaza en la que un centenar de refugiados llegaron a Europa. «Quien permite que la gente se ahogue en el Mediterráneo permite que Dios se ahogue», dijo Woelki en aquella ocasión.

Te puede interesar

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído