"Para mí, el asunto está claro y decidido", recalca el purpurado alemán

El cardenal Marx sostiene que las ‘correcciones’ no harán cambiar la decisión del Papa

"Incluso los 'pasajes críticos' de 'Amoris laetitia' se aprobaron en el Sínodo", subraya

El cardenal Marx sostiene que las 'correcciones' no harán cambiar la decisión del Papa
El cardenal Reinhard Marx, arzobispo de Múnich y Frisinga SZ

Por todo el debate y 'correcciones' a Amoris laetitia que hubiera, no cambiarán el parecer de los obispos y del pontífice

(Cameron Doody).- Si bien un solo obispo se ha atrevido a firmar la «corrección filial» del Papa Francisco, no para de crecer el número de prelados que han salido a defender al pontífice de las acusaciones de propagar «posturas heréticas» en la Amoris laetitia. El cardenal Parolin, el arzobispo Bruno Forte, el cardenal Marc Ouellet… y ahora el cardenal Reinhard Marx, quien ha recordado que todo lo que hay en la exhortación apostólica, y «también en los pasajes críticos», es una representación literal del parecer de los obispos que tomaron parte en los Sínodos sobre la Familia en 2014 y 2015.

Así, en comentarios ofrecidos en una rueda de prensa tras la reunión otoñal del episcopado alemán, el cardenal Marx -presidente de la Conferencia Episcopal nacional y también arzobispo de Munich y Frisinga- ha rechazado de forma contundente las demandas de las ultras para que el Papa rectifique ciertas enseñanzas contenidas en su escrito sobre aspectos del matrimonio, la moral y la recepción de los sacramentos.

Por más debates y ‘correcciones’ a Amoris laetitia que se dieran, no cambiará la decisión de los obispos y del pontífice de abrir los sacramentos, en ciertas circunstancias, a fieles divorciados y vueltos a casar. «Para mí, el asunto está claro y decidido», declaró Marx, uno de los padres sinodales responsables de idear la «apertura pastoral» a católicos que se encuentran en situaciones familiares «irregulares».

La semana pasada, La Civiltá Cattolica difundió el texto de un encuentro-entrevista que el Papa Francisco sostuvo con más de medio centenar de jesuitas en Cartagena de Indias, en que también el pontífice da a entender que no piensa enmendar de ninguna forma su exhortación apostólica. «Escucho muchos comentarios -respetables porque los dicen hijos de Dios, pero equivocados- sobre la Exhortación apostólica postsinodal», afirmó Francisco en aquella ocasión, apuntando a la vez que para entenderla bien «hay que leerla de principio a fin», en el curso de cual lectura uno puede comprobar «que la moral de Amoris laetitia es tomista», y mucho más que «pura casuística».

Te puede interesar

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído