Joseph Sun Jigen, de Handan

El gobierno chino reconoce a otro obispo fiel a Roma

No asiste ningún obispo 'ilegal' a su toma de posesión

El gobierno chino reconoce a otro obispo fiel a Roma
Toma de posesión del obispo de Handan AsiaNews

Hebei es la provincia con el mayor número de católicos, alrededor de un millón, y un lugar donde las comunidades subterráneas son fuertes. Handan, una diócesis muy activa, tiene al menos 180,000 fieles

Monseñor Joseph Sun Jigen fue reconocido este jueves por el gobierno chino como obispo de Handan (la antigua Yongnian, en Hebei). La ceremonia de instalación se llevó a cabo hoy en una pequeña iglesia rural en el condado de Shexian, presidida por monseñor Pietro Feng Xinmou de Hengshui (el antiguo Jingxian, siempre en el norte de Hebei). Ningún obispo ‘ilegal’ estuvo presente en el rito.

Monseñor Sun es miembro de la Iglesia oficial y fue nombrado obispo por la Santa Sede y el gobierno chino hace unos años. Su ordenación fue programada para el 29 de junio de 2011, pero fue cancelada a último momento: los fieles no querían que asistiera a la ceremonia el obispo ilegal, monseñor Giuseppe Guo Jincai de Chengde (Hebei). Mientras tanto, el 21 de junio de ese año, monseñor Sun fue ordenado secretamente obispo coadjutor de la diócesis.

Hace unas semanas se difundió la noticia de la instalación a la cual asistirían todos los obispos de Hebei. Pero al final sólo estuvieron presentes dos, ambos aprobados por la Santa Sede. Además de monseñor Feng, allí estaba monseñor Francesco An Shuxin de Baoding.

Monseñor Fang Jianping de Tangshan, vicepresidente del Consejo de Obispos de China, debería haber presidido la ceremonia. Pero hace cuatro días sufrió un ataque al corazón y fue llevado a Beijing para curarse.

Monseñor Guo Jincai, vicepresidente de la Asociación Patriótica, debería haber reemplazado a Mons. Fang, pero no ha podido participar «a causa de la muerte de su madre», como dijo una fuente de la Iglesia local, que añadió: «Damos gracias a Dios que cuida de nuestra diócesis».

Dado que las autoridades gubernamentales habían planeado la presencia de un obispo ilícito, solo 60 sacerdotes de los 90 de la diócesis participaron en la instalación, a la cual solo asistieron 100 fieles.

Un católico de Handan dice que la diócesis eligió una pequeña iglesia en el país para evitar posibles reacciones de los fieles, y trató de bloquear la difusión de las noticias de la instalación. El católico, que pidió permanecer en el anonimato, comentó con humor que incluso un pequeño grupo de fieles puede causar problemas.

Hebei es la provincia con el mayor número de católicos, alrededor de un millón, y un lugar donde las comunidades subterráneas son fuertes. Handan, una diócesis muy activa, tiene al menos 180,000 fieles. En Shexian, el lugar elegido para la ceremonia, solo hay 500 fieles, la mayoría nuevos bautizados.

Nacido el 2 de agosto de 1967, monseñor Sun ingresó al seminario cuando era joven en 1986. En 1994 enseñó en un seminario menor y en 1995 fue ordenado sacerdote por monseñor Chen Bolu de Handan. En 1997 se convirtió en canciller y de 2001 a 2005 se convirtió en vicario general. En 2005 fue nombrado párroco en Yongnian. En 2007, la Santa Sede lo nombró obispo de Handan.

El nombre de monseñor Sun de pronto fue sometido al proceso electoral requerido por el gobierno, donde votan por los candidatos para el episcopado. Pero los católicos sabían que las elecciones eran falsas, en el sentido de que los integrantes del comité votarían y apoyarían solo al candidato aprobado por el Vaticano.

Entre 1998 y 2008, monseñor Sun también fue miembro de la Conferencia de políticas consultivas de Handan.

La instalación de monseñor Sun es diferente a lo sucedido el 10 de noviembre pasado en Lanzhou por el obispo Giuseppe Han Zhihai. Este fue un obispo subterráneo que se pasó al oficialismo. Según las noticias de su diócesis, el día después de su instalación, monseñor Han acompañó en «peregrinación» a un grupo de sacerdotes y monjas de Lanzhou, Pingliang y Tianshui (Gansu) en una visita a Jinggangshan (Jiangxi), considerada la cuna de la revolución comunista, el punto de inicio de la Gran Marcha.

(RD/AsiaNews)

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Lo más leído