"Recuerdo a todos que el Papa ha excomulgado a los mafiosos", declara su portavoz

La Iglesia italiana deniega un funeral público al sanguinario ‘capo de los capos’ Totò Riina

"La Iglesia no sustituye al juicio de Dios, pero no podemos confundir a las conciencias"

La Iglesia italiana deniega un funeral público al sanguinario 'capo de los capos' Totò Riina

El Vaticano está estudiando desde junio una medida para excomulgar a todos los mafiosos y corruptos, cualquiera que sea su país de origen

(C. Doody/Agencias).- «Recuerdo a todos que el Papa ha excomulgado a los mafiosos… La Iglesia no sustituye al juicio de Dios, pero no podemos confundir a las conciencias». El portavoz de la Conferencia Episcopal italiana, monseñor Ivan Maffeis, ha justificado la decisión de las autoridades eclesiales de denegar un funeral católico público a Salvatore ‘Totò’ Riina, el ‘capo de los capos’ de la mafia siciliana fallecido este viernes a los 87 años.

«La condena de la Iglesia italiana a este fenómeno es inequívoca», declaró Maffeis tras la muerte de Riina, apodado ‘La Bestia’ por haber matado personalmente a una cuarentena de personas y ordenado el asesinato de al menos otro cien. «Está excluido que se celebre un funeral público», añadió el eclesiástico.

La decisión está inspirada en una directiva del Papa Francisco, quien excolmulgó en junio de 2014 a todos los miembros de la ‘Ndrangheta, la poderosa mafia calabresa, durante una visita a esa región del sur de Italia.

«Si la familia lo desea un religioso los puede acompañar, porque ello no se le niega a nadie», precisó Maffeis.

Para el obispo, un funeral público generaría «confusión» entre los católicos, precisó.

El Vaticano está estudiando desde junio una medida para excomulgar a todos los mafiosos y corruptos, cualquiera que sea su país de origen.

Por el momento, los mafiosos no son excomulgados latae sententiae, es decir, automáticamente, por las ofensas cometidas. Aunque no pueden acceder a los sacramentos debido a «su estado y condición de vida», según la doctrina.

Las relaciones entre la Iglesia y el crimen organizado han sido a menudo ambiguas: patronazgo de procesiones por mafiosos, vínculos o intentos de influir sobre algunos prelados, malversación de recursos de instituciones y obras caritativas, compra en el pasado de bienes inmuebles del Vaticano.

Obispos locales también habían excomulgado a mafiosos sicilianos o de Campania -la región de Nápoles-, pero la Iglesia sigue sin tener un documento jurídico de valor universal.

El problema se presenta también con los narcos colombianos y mexicanos para los cuales se necesita un ‘decreto penal’, un acto jurídico formal, a escala nacional y mundial, según pidió recientemente Michele Pennisi, arzobispo de Monreale, en Sicilia.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Lo más leído