En cuanto a la protección de menores

La Real Comisión exige de la Iglesia australiana «cambios profundos»

"El trágico impacto del abuso en las víctimas y la sociedad no exige menos"

La Real Comisión exige de la Iglesia australiana "cambios profundos"
Vista de la Real Comisión australiana anti-abusos

Habrá muchos dirigentes y miembros de algunas instituciones molestos con la intrusión, pero si los problemas que hemos identificado son abordados adecuadamente, deben producirse cambios

La comisión australiana que investigó los abusos sexuales de menores en el seno de instituciones religiosas y públicas del país recomendó cambios profundos en todos los niveles en su última audiencia tras cinco años de trabajo.

El presidente de la comisión, Peter McClellan, reclamó cambios en «la cultura, la estructura y las prácticas de gobierno de muchas instituciones».

«Habrá muchos dirigentes y miembros de algunas instituciones molestos con la intrusión (…) pero si los problemas que hemos identificado son abordados adecuadamente, deben producirse cambios», dijo McClellan.

En una declaración a la que acudieron el primer ministro, Malcolm Turnbull, y el jefe de la oposición, Bill Shorten, el juez McClellan remarcó que los abusos de menores no son un asunto del pasado e instó al país a hacer todo lo posible para protegerlos.

«El trágico impacto del abuso de cada uno de ellos y a través de ellos a toda la sociedad, no exige menos», dijo McClellan un día antes de que la comisión presente su informe final al Gobierno.

La comisión fue creada a finales de 2012 por la entonces primera ministra laborista Julia Gillard y durante su trabajo recabó los testimonios de unas 8.013 personas y entrevistó a unos 1.300 testigos.

Durante 57 audiencias públicas comparecieron altos cargos religiosos, entre ellos el cardenal George Pell, jefe de las Finanzas del Vaticano, como parte de la investigación de 44 casos de estudio en instituciones católicas.

La Iglesia Católica, con fuerte presencia en Australia, recibió quejas de 4.500 personas por presuntos abusos a menores cometidos por unos 1.880 miembros de esta institución, sobretodo hermanos y sacerdotes, entre 1980 y 2015, aunque algunos casos se remontan a la década de 1920.

La Comisión Real ha dado a lo largo de estos años una serie de recomendaciones sobre cómo indemnizar a las víctimas y mayores sanciones para castigar a los agresores.

(RD/Efe)

Te puede interesar

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído