Casi todas sus familias han vuelto tras la derrota del Daesh

Telleskuf: la ciudad de la esperanza cristiana en Irak

Es la localidad de la Llanura de Nínive que cuenta con el mayor número de casas reconstruidas

Telleskuf: la ciudad de la esperanza cristiana en Irak
La familia de Loay, feliz de estar de vuelta de Telleskuf AIN

Estoy feliz de regresar a mi pueblo, de verdad quiero agradecer a la gente que nos ayudaron mientras estuvimos en el exilio

(María Zarco, Ayuda a la Iglesia Necesitada).- El 1 de junio del pasado año, la familia de Loay Azez y Wason Naser regresó a su hogar en la ciudad de Telleskuf. Al llegar, se encontraron su casa deteriorada y completamente vacía. Como tantos otros, su hogar fue usado por el Daesh desde el comienzo de la invasión terrorista en 2014: «Antes de que llegara el Daesh a Telleskuf, había aquí más o menos mil familias. Pero cuando entró en la ciudad las familias abandonaron todo», comenta Steven Essam, ingeniero en Telleskuf.

Durante la ocupación, la familia de Loay vivió como desplazada en la ciudad de Dohuk, junto con otros musulmanes refugiados. Tras 3 años de dominación, los pueblos y ciudades del norte de Irak fueron liberados durante el verano pasado. Una vez recuperados, las familias desplazadas soñaron con volver algún día a sus hogares…

Esta petición se hizo real gracias al proyecto de reconstrucción de la Llanura de Nínive «Ayúdales a volver», en el cual las familias de Irak pidieron ayuda a la comunidad internacional, a través de los obispos iraquíues.

Con el apoyo de la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada, ya son 6.330 las familias que han vuelto a sus hogares: «Estoy feliz de regresar a mi pueblo, de verdad quiero agradecer a la gente que nos ayudaron mientras estuvimos en el exilio». Así da las gracias Abdul Georgiso, ya desde su ciudad natal.

La iglesia de San Jorge en Telleskuf ha sido la primera iglesia reconstruida tras la invasión. Severamente dañada por el Daesh, la reedificación de la iglesia ha sido motivo de gran alegría de los habitantes de esta ciudad.

La reconstrucción: promesa de futuro

De las 1.000 familias que vivían en Telleskuf, han regresado 973. La ciudad posee el mayor porcentaje de reconstrucción (67,37%) dentro de las localidades destruidas en la Llanura de Nínive, con 867 propiedades restauradas de las 1.287 registradas.

A pesar del progreso, las dificultades están siempre presentes en el proyecto: «No tienen electricidad, hay problemas con el agua y otros retos: las escuelas, las clínicas, etc. Pero querían recomenzar y así lo han hecho», admite el padre Salar Kajo, sacerdote caldeo responsable de coordinar la ayuda en Telleskuf.

Sin embargo, la fe de los cristianos de Irak es reflejo de fortaleza ante la adversidad: «No podemos pasar el tiempo pensando en las dificultades. Tenemos que enfrentar estas dificultades con fe y confiar que la providencia de Dios nos ayudará».

Junto a su familia y un equipo de Ayuda a la Iglesia Necesitada, Loay Azez ha reconstruido su hogar. Por este hecho, cada vez son más las familias que deciden volver. Se trata de un verdadero reflejo de su ilusión: «La reconstrucción ayudó a las personas a regresar. Esto les da un signo de esperanza, que estamos con ellos y que el futuro es prometedor», afirma el padre Salar.

«Ayúdales a volver». Así se llama la campaña de Ayuda a la Iglesia Necesitada, con el fin de cooperar en la reconstrucción de los pueblos y ciudades cristianos. Como Telleskuf, otras 8 ciudades del norte de Irak necesitan ser reconstruidas.

Para más información: www.ayudalesavolver.com

Te puede interesar

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído