La policía les reprime con balas reales

Laicos congoleños siguen con sus protestas contra Kabila

Denuncian que "aquellos en el poder no quieren cederlo"

Laicos congoleños siguen con sus protestas contra Kabila
Protestas anti-Kabila en el Congo

Las marchas siguen siendo la única forma de protesta, aunque débil, para presionar y esperar que algo cambie dentro del régimen presidencial

«El gobierno está intentando rechazar la responsabilidad de la violencia del domingo sobre los organizadores de la marcha de protesta», refieren fuentes de la Iglesia de la República Democrática del Congo, donde el domingo 21 de enero en varias ciudades del país la policía reprimió con sangre y violencia las manifestaciones de protesta convocadas por el Comité Laic de Coordination (CLC, organización de laicos católicos) para pedir al presidente Joseph Kabila una declaración con la que se comprometa a no solicitar su nueva candidatura, en conformidad con la Constitución, y respete los acuerdos de San Silvestre del 31 de diciembre de 2016.

A pesar de la represión, los laicos católicos no se dan por vencidos, porque según informan las fuentes «quieren organizar otras manifestaciones de protesta». «Esto se debe», explican las fuentes, «porque ahora se tiene la clara impresión de que aquellos en el poder no quieren cederlo. Por lo tanto, las marchas siguen siendo la única forma de protesta, aunque débil, para presionar y esperar que algo cambie dentro del régimen presidencial».

«De los diez sacerdotes arrestados el domingo 21 de enero no se sabe nada», dicen las fuentes. «Solo sabemos que uno de los sacerdotes arrestados fue acusado por un ministro de intento de agresión porque él, junto con otras personas, para escapar del lanzamiento de gases lacrimógenos de la policía, se refugió en una casa, que pertenece al ministro en cuestión. El cual acusó al sacerdote y a las personas que estaban con él de intentar atacarlo, pero se trata de una versión falsa».

«En conclusión, los laicos católicos han tomado la vía de la protesta contra Kabila. Varios sacerdotes parroquiales se han unido a las iniciativas de protesta, pero estas no han comenzado desde la CENCO (Conferencia Episcopal Nacional del Congo) o desde los obispos individuales. Hay reiterar que se trata de iniciativas tomadas por los laicos«, concluyen las fuentes.

En una nota emitida a los medios, la Nunciatura Apostólica en Kinshasa confirma que la policía ha disparado balas reales y por tanto potencialmente letales contra los manifestantes en la capital, Kinshasa, y en las ciudades de Kisangani (noreste), Goma y Bukavu (Kivu del Norte y del Sur, en el este), Lubumbashi (sudeste) y Mbuji-Mayi (centro). En la nota, se acusa a las fuerzas del orden de haber rodeado las iglesias y haber disparado gases lacrimógenos y balas reales.

Según la nota de la Nunciatura «al menos un sacerdote ha sido herido y al menos otros tres han sido arrestados en Kinshasa». Una de las seis víctimas confirmadas por la Nunciatura fue asesinada frente a la iglesia de San Francisco (y no como se informó ayer en Saint Kizito) y «era un aspirante a la vida religiosa».

(RD/Fides)

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído