Una investigación cifra sus cuentas en 19.122 millones de euros

La Iglesia australiana mintió sobre su patrimonio para evitar indemnizar a las víctimas de abusos

"Hay una gran desigualdad entre la riqueza de la Iglesia y su respuesta a los supervivientes"

La Iglesia australiana mintió sobre su patrimonio para evitar indemnizar a las víctimas de abusos
Comision australiana de abusos a menores

La comisión dio a conocer en febrero de 2017 que la Iglesia católica, con fuerte presencia en Australia, recibió quejas de 4.500 personas por presuntos abusos a menores cometidos por unos 1.880 miembros de esta institución

La Iglesia Católica en Australia posee un patrimonio valorado en 23.491 millones de dólares estadounidenses (19.122 millones de euros), una cantidad notablemente superior a la que en su día declaró ante la Comisión Real para establecer las indemnizaciones a las víctimas de abusos, según The Age.

La investigación periodística asegura que el episcopado australiano valoró a la baja sus propiedades en los estados de Nueva Gales del Sur y Victoria, con el argumento de que un incremento en las indemnizaciones a los menores abusados supondría recortes para los programas sociales de la Iglesia.

Los periodistas de The Age descubrieron que solamente en el estado de Victoria, la institución posee bienes valorados en unos 7.000 millones de dólares australianos (5.483 millones de dólares estadounidenses o 4.464 millones de euros).

En todo el país, la Iglesia Católica cuenta con unas 1.800 propiedades entre parroquias, presbiterios, escuelas, casa de ancianos, hospitales, oficinas, canchas de tenis y torres para telefonía móvil, además de seguros y fondos de inversiones, entre otros, que juntos sumarían casi 30.000 millones de dólares australianos (23.491 millones de dólares estadounidenses, ó 19.122 millones de euros).

«Estas cifras confirman (…) que hay una gran desigualdad entre la riqueza de la Iglesia Católica y su respuesta a los supervivientes», dijo Helen Last, directora ejecutiva de la Fundación «In good faith».

La ejecutiva recordó que las 600 personas registradas en su fundación por haber sido víctimas de los pederastas en el seno de la iglesia reciben «una indemnización mínima y una falta de cuidados integrales en relación a los abusos de la Iglesia».

La comisión dio a conocer en febrero de 2017 que la Iglesia católica, con fuerte presencia en Australia, recibió quejas de 4.500 personas por presuntos abusos a menores cometidos por unos 1.880 miembros de esta institución, sobre todo por parte de sacerdotes entre 1980 y 2015, aunque algunos casos se remontan a la década de 1920.

(RD/Agencias)

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído