"Será una fuente de fuerza", afirma el patriarca de los caldeos

Sako: «Mi nombramiento como cardenal es una muestra de la cercanía del Papa a Irak y a su pueblo»

"Confirma la atención que presta a las situaciones de dificultad, su ser padre para todos"

Sako: "Mi nombramiento como cardenal es una muestra de la cercanía del Papa a Irak y a su pueblo"
Luis Rafael I Sako, patriarca de la Iglesia católica caldea Agencias

También me han llamado muchos religiosos musulmanes, sunitas y chiitas, que definieron como 'un honor para ellos' que se haya tomado esta decisión

(C. Doody/AsiaNews).- Un fuerte respaldo a los cristianos de Oriente Medio y un gesto de cariño hacia Irak y su pueblo. Esa es la lectura que hace el patriarca caldeo, Louis Raphael Sako, de su nombramiento como cardenal de la Iglesia, anunciado este domingo por el Papa Francisco. El prelado iraquí afirma que tras vestirse de púrpura, y lejos de dormirse en los laureles, seguirá haciendo «todo lo que esté a mi alcance para servir a la gente, en una época crítica».

Al término del Regina Caeli, el Papa Francisco anunciaba un consistorio programado para el 29 de junio, para la creación de 14 nuevos cardenales, de los cuales tres son asiáticos: su Beatitud Louis Raphael Sako, patriarca de Babilonia de los Caldeos (Irak); Mons. Joseph Coutts, arzobispo de Karachi, (Pakistán); y Mons. Thomas Aquinas Manyo, arzobispo de Osaka, en Japón.

Tal como ocurriera en el pasado con el nombramiento cardenalicio del nuevo nuncio apostólico en Siria, Mario Zenari -primera birreta cardenalicia asignada a un diplomático en misión-, el pontífice ha confirmado de esta manera la atención a las Iglesias del Oriente Medio, víctimas de guerras, persecuciones y sufrimientos. «Esta decisión -afirma Sako- confirma la atención que el Papa presta a las situaciones de dificultad, su ser padre para todos. Muchas veces ha dicho ‘donde haya necesidad, allí iré yo’ y tal como sucedió en Siria, también hoy, en Irak, se ha tomado la decisión de crear un cardenal, lo cual muestra su cercanía al país y al pueblo».

El primado caldeo considera que el nombramiento será «fuente de aliento» y «me ayudará a ser más eficaz en la defensa de los más débiles y en el reclamo de justicia. «Será una fuente de fuerza -agrega- en mi servicio a todos, siguiendo el modelo del Papa Francisco y dándole las gracias por su amistad, por su cercanía».

El nombramiento como cardenal fue recibido con alegría por líderes políticos, autoridades religiosas y ciudadanos de todo Irak, cristianos y musulmanes, que, desde ayer, continúan enviando mensajes de buenos deseos y felicitaciones al flamante purpurado.

«También me han llamado muchos religiosos musulmanes, sunitas y chiitas, que definieron como ‘un honor para ellos’ que se haya tomado esta decisión. Y dicen que la misma ‘es para todos los iraquíes, incluso para nosotros, los musulmanes’. Entre tantos menajes, me conmovió mucho uno de un religioso chiita: dijo que este nombramiento es un regalo para todos los fieles, es un don de misericordia para Irak«.

El 31 de enero de 2013 quien entonces se desempeñaba como arzobispo de Kirkuk, Mons. Sako, fue electo nuevo patriarca caldeo, sucediendo a Emmanuel Delly III, quien había presentado su renuncia tras alcanzar el límite de edad. Nacido el 4 de julio de 1948 en Zakho, en el norte de Irak, fue ordenado sacerdote el 1º de junio de 1974. Anteriormente como prelado, y luego como primado de la Iglesia iraquí, en reiteradas oportunidades él denunció el éxodo de los cristianos del país e hizo numerosos llamamientos al poder Ejecutivo central y a las autoridades locales, para garantizar un futuro de paz en su suelo natal.

En las últimas semanas, cristianos y musulmanes, tanto en Irak como en el mundo, han impulsado su candidatura al Premio Nobel por la Paz del 2018. Un nuevo reconocimiento debido a la obra llevada adelante por el primado de la Iglesia caldea, en favor de la paz, la convivencia y la reconciliación, primero como obispo, y hoy, como patriarca. Una tarea esencial, en una nación que aún sigue marcada por la violencia, los conflictos internos y las divisiones sectarias.

Durante el fin de semana que acaba de concluirse, el patriarca caldeo se comunicó con Muqtada al-Sadr, para felicitarlo por la victoria en las recientes elecciones políticas. Un éxito que fue confirmado por los datos oficiales difundidos el 19 de mayo pasado, que ven al líder radical chiita a la delantera del premier saliente Haider al-Abadi. Sin embargo, dado que ningún partido o movimiento ha superado los 50 escaños en el Parlamento, será difícil que al-Sadr, aliado con los comunistas (con los cuales podrían llegar a sólo 54 escaños sobre un total de 329), pueda lograr hacerse de los números necesarios para formar el gobierno.

Al comentar el resultado de las elecciones, mar Sako expresó su deseo de que quien ha vencido obtenga «mayores logros», a fin de que pueda «asumir» la tarea de servir al país, con un sentido de «responsabilidad». También manifestó la esperanza de que el nuevo Ejecutivo «trate a todos de la misma manera», y de que inaugure una «nueva página» en las relaciones entre las diversas facciones políticas, obrando para «mejorar Irak bajo todo punto de vista».

El patriarca caldeo pidió fuertemente en favor de un «nuevo proceso político» que conduzca a la «salvaguarda de los derechos de los ciudadanos», a la defensa de los derechos y libertades, consolidando la unidad entre los iraquíes, y dando prioridad a la «reconstrucción» de las viviendas, edificios y actividades, que han quedado destruidos, así como al retorno de los refugiados «tras largos sufrimientos».

Él no se ahorra reproches contra aquellos líderes cristianos que han dispersado los votos y el consenso en un sinfín de listas, atendiendo al mero beneficio personal, y los exhorta a «desarrollar una nueva visión y a reencontrar la unidad» para afrontar los desafíos a futuro. Por último, a los cinco nuevos parlamentarios cristianos, les pide «trabajar como un solo equipo», instaurando «relaciones excelentes» con los colegas en el Parlamento.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído