El recital del tenor italiano Cristian Ricci será patrocinado por la empresa Hengyaunxiang

Con un concierto en Castelgandolfo, el Vaticano y China dan otro paso de la «diplomacia del arte»

La función será una celebración del "poder unificante del arte y la belleza"

Con un concierto en Castelgandolfo, el Vaticano y China dan otro paso de la "diplomacia del arte"
Histórico acuerdo entre Roma y Pekín Agencias

Menos de un mes después del histórico acuerdo firmado el pasado 22 de agosto, el concierto aparece como un nuevo acercamiento, especialmente tras la histórica participación de dos obispos chinos en el Sínodo de los Jóvenes

(Hernán Reyes Alcaide, corresponsal en el Vaticano).- Con un concierto en Castelgandolfo del tenor italiano Cristian Ricci, esponsorizado por el gigante chino textil Hengyaunxiang, el Vaticano y China darán la semana próxima otro paso en la denominada «diplomacia del arte».

Mientras se espera la confirmación de la llegada a la ciudad prohibida de Beijing de una muestra de objetos de arte oriental propiedad de los Museos Vaticanos, el concierto de la semana próxima aparece como «un paso más» en el encuentro de los dos países, según las autoridades vaticanas consultadas por RD.

Con el título «Mater: beauty unite us», Ricci celebrará «el poder unificante del arte y la belleza» desde las 18h del próximo jueves 24 de octubre.

Hengyaunxiang es «una importante empresa estatal basada en Shanghai, que ha hecho de sponsor en varios eventos deportivos y culturales», precisó otra fuente al corriente de los diálogos.

Menos de un mes después del histórico acuerdo provisorio para la designación de obispos firmado el pasado 22 de agosto, el concierto aparece como un nuevo acercamiento, especialmente tras la histórica participación de dos obispos chinos en las primeras dos semanas del Sínodo dedicado a la juventud.

El año pasado, al anunciar la realización de la exposición doble en la Ciudad Prohibida y en los Museos Vaticanos, la directora Barbara Jatta había confirmado que la doble muestra tendrá dos nombres diferentes: en China «Exposición Chino-Vaticana Contemporánea» y en el Vaticano se llamará «La belleza nos une», justamente el lema elegido para el próximo jueves.

En 2016, los museos habían inaugurado la apertura de la residencia de Castelgandolfo con un concierto de un grupo de la Guangzhou Opera House.

En ese entonces, la ejecución de nueve piezas musicales chinas fue destacada por el Vaticano como un paso dentro «del rol del arte como embajadora para la creación de un gran puente cultural entre Beijing y Roma».

De hecho, el director del grupo, Cui Zimo, residió los días previos en la residencia papal de Santa Marta, donde tuvo oportunidad de saludar al Papa Francisco y hablar con el Pontífice sobre «el inicio de un camino de encuentros» entre ambos Estados, según narró entonces a la agencia argentina Télam.

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído