Kuriakose Kattuthara testificó en contra de Mulakkal, ya apartado de su cargo

Muere en circunstancias sospechosas el testigo clave contra el obispo indio acusado de violar a cuatro monjas

Una semana antes de su muerte "había manifestado su temor a que algo así le pudiera suceder", revela su hermano

Muere en circunstancias sospechosas el testigo clave contra el obispo indio acusado de violar a cuatro monjas
El padre Kuriakose Kattuthara, testigo clave en el caso contra el obispo Franco Mulakkal

No podemos creer en la versión de la policía de Punjab, por la que mi hermano ha muerto por un paro cardíaco. Él no tenía ninguna enfermedad del corazón

(Cameron Doody).- Un cura que fue un testigo clave en el caso de un obispo indio acusado de violar a cuatro monjas ha sido encontrado muerto en circunstancias sospechosas. La policía ha abierto una investigación sobre la muerte del padre Kuriakose Kattuthara, pocas semanas después de que prestara declaración contra el obispo Franco Mulakkal, de la diócesis de Jalandar.

En junio, una religiosa de la Congregación de los Misioneros de Jesús denunció a Mulakkal por haberla agredido sexualmente en múltiples ocasiones entre 2014 y 2016. Tres monjas luego presentaron quejas parecidas contra el prelado, y las cuatro religiosas convocaron protestas en septiembre exigiendo el procesamiento de Mulakkal.

Este mismo mes, Mulakkal pidió al Papa Francisco que le apartara de su cargo para que pudiera defenderse. Petición que le fue concedida, poco antes de que fuera arrestado el 21 de septiembre. Mulakkal pasó varias semanas en la cárcel antes de ser puesto en libertad bajo fianza el 15 de octubre.

El padre Kattuthara, mientras tanto, fue encontrado inconsciente en su habitación en la iglesia de Santa María de Dasuya, Punjab, en la diócesis de Mulakkal. A pesar de que su cuerpo no presentaba signos de violencia ni lesiones visibles, el sacerdote, que tenía 61 años, murió poco después de ser traslado a un hospital local.

El martes se practicó una autopsia sobre el cuerpo de Kattuthara, en presencia de cuatro médicos y algunos familiares del religioso fallecido. La autopsia concluyó que Kattuthara había muerto de un paro cardíaco, pero la familia del muerto ha expresado dudas sobre esta versión oficial.

 

 

«Una semana antes de su muerte mi hermano me había manifestado su temor a que algo así le pudiera suceder. No podemos creer en la versión de la policía de Punjab, por la que mi hermano ha muerto por un paro cardíaco. Él no tenía ninguna enfermedad del corazón», declaró Kurian Kattuthara, hermano del fallecido, a medios locales. Pero lo cierto es que Kattuthara sí tenía otros problemas de salud, que incluían niveles de presión arterial y glucemia «peligrosamente altos», según reveló la médica en el Hospital del Sagrado Corazón en Jalandar, hermana Laila Jose.

Católicos locales han denunciado que otras personas que han testificado contra Mulakkal también han recibido amenazas. El obispo, por su parte, sigue manteniendo su inocencia de todos las acusaciones contra él.

El obispo Mulakkal, rodeado de policías

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído