Rivales en la guerra civil en El Líbano

Tras 40 años de enemistad, líderes cristianos libaneses se reconcilian

Saad Hariri: 'Se abre una nueva página que pone fin a sucesos dolorosos, animosidad y ansiedad'

Tras 40 años de enemistad, líderes cristianos libaneses se reconcilian
Samir Geagea y Suleiman Franyie, reconciliación después de 40 años

Los dos lideraban milicias libanesas cristianas que operaban durante la guerra civil, y Geagea fue acusado de estar detrás de un ataque en el que murieron en 1978 el padre de Franyie, Tony, su madre y su hermana

Los líderes cristianos Samir Geagea y Suleiman Franyie se reunieron el 14 de noviembre bajo el auspicio del patriarca maronita del Líbano, Bechara Rai, sellando así su reconciliación después de 40 años de una enemistad que se remontaba a la guerra civil libanesa (1975-1990).

Geagea, líder del partido Fuerzas Libanesas (FL) y Franyie, dirigente del movimiento Marada, acudieron a la sede del patriarca en Bkerke, en el norte de Beirut, acompañados de miembros de ambas facciones, tras meses de contactos para resolver sus diferencias y poner fin al conflicto entre destacadas figuras de la política libanesa.

Los dos lideraban milicias libanesas cristianas que operaban durante la guerra civil, y Geagea fue acusado de estar detrás de un ataque en el que murieron en 1978 el padre de Franyie, Tony, su madre y su hermana.

Este miércoles, un apretón de manos y besos entre Geagea y Franyie escenificaron el fin de la histórica disputa, y el patriarca Rai aseguró en un discurso que esta era ocasión de alegría para «todos los que aman la paz y la reconciliación del Líbano».

En un comunicado emitido al fin del encuentro entre los dos líderes, estos expresaron su «voluntad de cerrar un capítulo del pasado y dirigirse hacia un nuevo futuro por el interés del Líbano».

Asimismo, hicieron referencia al apoyo de Geagea en 2016 a la candidatura a jefe del Estado de Michel Aoun, el cual fue finalmente elegido y puso fin a una parálisis política que mantuvo al Líbano sin presidente durante casi dos años y medio.

Geagea y Aoun habían sido aliados en el pasado, pero el segundo se cambió de bando cuando, tras la retirada de Siria del Líbano en 2005, se asoció con el grupo chií Hizbulá, principal apoyo de Damasco en el país vecino.

El primer ministro designado, Saad Hariri, felicitó hoy a Geagea y Franyie por su reconciliación y afirmó que «se abre una nueva página que pone fin a sucesos dolorosos, animosidad y ansiedad», según la Agencia Nacional de Noticias.

En los pasados años han tenido lugar varias iniciativas parecidas a favor de la reconciliación entre las diferentes facciones libanesas que participaron en la sangrienta guerra civil, que causó fracturas políticas y sociales que siguen abiertas en muchos casos.

RD/Agencias

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído