Descubren el que se cree que es el retrato más antiguo del Salvador en Tierra Santa

El nuevo rostro de Cristo: pelo corto rizado y nariz aguileña

Se trata de una hallazgo extraordinariamente infrecuente que tendría más de 1.500 años de antigüedad

El nuevo rostro de Cristo: pelo corto rizado y nariz aguileña
El rostro de Jesucristo hallado en una iglesia bizantina del Negev Science Alert

Su pelo es más corto del que nos tiene acostumbrados y, para sorpresa de muchos, es muy rizado, hasta el punto de parecer un pelo afro. Su nariz también es más alargada de lo habitual

(RD/Agencias).- Cierre un momento los ojos y trate de imaginarse durante unos segundos a Jesucristo. Puede sonarle extraño pero pronto entenderá el porqué de esta petición. Muy probablemente le haya aparecido en su mente un hombre con el pelo largo y oscuro y me atrevo a pensar que con una bata blanca. Siento decirle que este miércoles los arqueólogos se han propuesto cambiar radicalmente este prototipo, que tanto se ha reproducido, no sólo en nuestro imaginario, sino también en libros, películas y obras de arte a lo largo de la historia.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Haifa, de Israel, ha descubierto la que apunta a ser la imagen más antigua jamás descubierta de Jesús. Los datos son todavía confusos y hasta que la investigación avance más todo permanecerá en cuarentena, pero por el momento creen que tendría más de 1.500 años. La diferencia entre el momento en el que fue pintada y la época en la que Cristo estaba vivo hace que haya que ser todavía muy cautelosos como alertan en Science Alert.

El hallazgo ha tenido lugar en una iglesia bizantina del desierto de Negev, en el sud de Israel. El paso del tiempo ha hecho que el dibujo no se haya conservado como es debido. No obstante, un grupo de expertos ha tratado de reconstruir los trazos. El resultado final es un Cristo que nada tiene que ver con el que actualmente conocíamos. Para empezar, su pelo es más corto del que nos tiene acostumbrados y, para sorpresa de muchos, es muy rizado, hasta el punto de parecer un pelo afro. Su nariz también es más alargada de lo habitual.

«Estuve en el lugar indicado en el momento indicado y en el ángulo y luz indicados», ha dicho una de las descubridoras, Emma Maayan-Fanar al diario israelí Haaretz. «Era la cara de Jesús durante su bautismo, mirándonos a todos nosotros», ha añadido. Una afirmación que se debe a que la pintura fue encontrada sobre una fuente que se usaba anteriormente para bautizar y que tenía forma de crucifijos.

Las imágenes de Jesús que datan de esta época son extremadamente raras en Israel. Esto se debe a que muchas facciones del cristianismo, incluido el Imperio Bizantino después del siglo VIII a. C., creían que la creación de imágenes religiosas era similar a la adoración de los íconos.

Hasta ahora se creía que la imagen más antigua de Jesús era una que los arqueólogos encontraron en 2011, que se remontaba al año 235 DC. También se han encontrado numerosas representaciones del Mesías a lo largo y ancho del Mediterráneo.

La iglesia de Israel en la que ha aparecido el rostro de Jesús de Nazaret

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído