Su hermano cura afirma que no repartió de forma equitativa una herencia que les correspondió

Viganò, condenado por robar dos millones de euros a su hermano discapacitado

La fortuna de la familia está estimada en más de 27 millones de euros

Viganò, condenado por robar dos millones de euros a su hermano discapacitado
El arzobispo Carlo Maria Viganò y su hermano, Lorenzo Il Sismografo

A principios de octubre, un miembro de la curia (gobierno del Vaticano) defendió al pontífice al referirse a un "montaje político privado" de Viganò para incriminar al Papa

(C.D./AFP).- Viganò cosecha lo que sembró. El exnuncio en EEUU que acusó al Papa Francisco de encubrir los abusos sexuales del ex-cardenal Theodore McCarrick ha sido condenado a pagar 1,8 millones de euros a su hermano discapacitado que afirmó que le robó, informó el jueves la prensa italiana.

El fallo de un tribunal civil de Milán, que data de octubre, condena a monseñor Carlo Maria Viganò, ex alto prelado del Vaticano, a pagar esta suma a su hermano Lorenzo, un sacerdote especializado en escrituras santas, detalló La Stampa e Il Giornale.

En la década de 1960, esta familia numerosa heredó de un padre empresario del norte de Italia, una fortuna estimada en 2010 en más de 20 millones de euros en activos inmobiliarios y casi 7 millones en efectivo, cuya gestión fue encargada a monseñor Carlo Maria Viganò.

Confinado a vivir en una silla de ruedas después de un accidente cerebro vascular, Lorenzo, que vive en una comunidad religiosa en Chicago, apeló a la justicia en 2010 para reclamar un acceso directo y más equitativo a su parte de los intereses generados por la herencia.

Una historia familiar oscura, que reveló declaraciones sobre la fragilidad mental del sacerdote, condujo finalmente a esta decisión en primera instancia.

El arzobispo Viganò, quien lanzó la denuncia de supuesta corrupción financiera en el Vaticano, fue nombrado embajador de la Santa Sede en Washington en 2011. En ese momento, pidió en vano al Papa Benedicto XVI poder permanecer en Roma para cuidar a su hermano.

Ya jubilado, lanzó una bomba mediática a finales de agosto al acusar al Papa Francisco de haber silenciado durante cinco años los comportamientos de acosador del arzobispo estadounidense Theodore McCarrick, expulsado unas semanas antes por acusaciones concretas de abuso sexual.

A principios de octubre, un miembro de la curia (gobierno del Vaticano) defendió al pontífice al referirse a un «montaje político privado» para incriminar al Papa.

De su lado el Papa Francisco anunció una investigación exhaustiva de los archivos del Vaticano para aclarar el caso del ex cardenal McCarrick.

El arzobispo Carlo Maria Viganò

Te puede interesar

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído