"Convocar reuniones y desarrollar nuevos documentos y tal no resolverá el problema", le advierte

El cardenal Burke arremete contra la cumbre anti-abusos del Papa Francisco

El líder de la oposición a Bergoglio fía la solución a la pederastia a la "autoridad y disciplina" de la Iglesia

El cardenal Burke arremete contra la cumbre anti-abusos del Papa Francisco
El cardenal Burke Agencias

Lo que puede ocurrir con los presidentes de las conferencias episcopales reuniéndose durante tres días... no lo sé, pero no necesitamos nuevos documentos, desde luego

(Cameron Doody).- La vasta mayoría de la Iglesia universal está firmemente detrás de la cumbre anti-abusos que el Papa Francisco ha convocado para febrero, pero no el cardenal Raymond Burke. El purpurado estadounidense continúa poniendo pegas al pontificado de Bergoglio, esta vez afeándole que «convocar reuniones y desarrollar nuevos documentos y tal no resolverá el problema» de la pederastia.

«Lo que puede ocurrir con los presidentes de las conferencias episcopales reuniéndose durante tres días… no lo sé, pero no necesitamos nuevos documentos, desde luego«, afirmó en una entrevista con la cadena televisiva anti-Francisco EWTN el cardenal Burke, quien se mostró convencido de que la Iglesia ya tiene a su disposición todos los procesos y protocolos necesarios para atajar la crisis de los abusos.

«Tenemos en el Código de Ley Canónica -lo hemos tenido en la disciplina de la Iglesia durante siglos- el proceso correcto para investigar» acusaciones tanto contra curas como contra obispos, ha defendido Burke, el cual simplemente «tiene que aplicarse».

El ex-Prefecto de la Signatura Apostólica -el ‘Tribunal Supremo’ de la Iglesia- defendió además que, más que desarrollar nuevos protocolos, «la pregunta a la que hay que contestar es: ‘¿Qué es lo que pasó y quién es el responsable?’ Y la Iglesia ya tiene procesos implementados como para contestarle a ella».

La respuesta del actual Patrono de la Orden de Malta a los abusos es fácil: confiar en la «autoridad» y «disciplina» de la Iglesia. «Las conocen todos, es el ordenamiento objetivo y es lo que conserva la fe en la Iglesia, la fe del laicado en sus pastores», defendió el cardenal. Sí puede haber una «participación adecuada» del laicado en la investigación de acusaciones de pederastia -incluso contra obispos acusados de tales crímenes- pero «el juicio final lo ha de emitir la autoridad de la Iglesia tal y como está establecida en la disciplina de la Iglesia», y cualquier propuesta al contrario no hace nada más que sembrar «confusión e incertidumbre».

El del cardenal Burke es un planteamiento diamétricamente opuesto al del Papa Francisco y buena parte de la Iglesia universal, quienes han reconocido que la principal causa de los abusos es el clericalismo que yace detrás del argumento del purpurado a la «autoridad de la Iglesia». Es más, tan recientemente como este martes los organizadores de la cumbre anti-abusos afirmaron que la «cooperación colegial» es la mejor respuesta a la crisis de la pederastia.

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído