El patriarca caldeo cree que Francisco "dará una vuelta a las relaciones entre cristianos y musulmanes"

Sako: «El Papa lleva a Emiratos un discurso contra los discursos fanáticos y violentos»

"Debemos vivir en paz, amor, tolerancia y renunciar a la violencia y al odio"

Sako: "El Papa lleva a Emiratos un discurso contra los discursos fanáticos y violentos"
Cardenal Luis Rafael Sako

Nuestro mensaje a los cristianos en los EAU es que tengan fe en ese país, en sus tradiciones y crear lazos con los musulmanes

Las persecuciones contra los cristianos en la región medio-oriental son una de las principales preocupaciones para el Papa Francisco, come lo recordó ayer en el Ángelus subrayó el patriarca caldeo Card. Louis Raphael Sako, comentando el primer viaje de un pontífice a un país del Golfo. Recordando las persecuciones en Irak, Siria y Yemen, agrega el purpurado, el Papa «tratará de dar una vuelta de página en las relaciones entre cristianos y musulmanes» y relanzar un camino de paz.

El septuagenario purpurado iraquí, originario de Zakho en el norte, cubre un rol de primer plano en el diálogo interreligioso en el propio país. «El Papa Francisco- subraya a The National- no está diciendo que ya tenemos suficiente. Debemos vivir en paz, amor, tolerancia y renunciar a la violencia y al odio».

El Papa en los Emiratos, prosigue, promoverá el encuentro entre cristianos y musulmanes y tratará de contrastar con fuerza los discursos fanáticos, violentos y marcados por el odio. Según el purpurado, él lanzará un pedido a todos los fieles de cada religión para que tomen conciencia de la situación de los cristianos en la región y recordará los valores sancionados en los textos sagrados y en las escrituras, que invitan a la coexistencia entre seres humanos.

«Los Emiratos Árabes Unidos- prosigue el cardenal- se convirtieron en un modelo para otras naciones. Pueden jactarse de tener un economía floreciente. Nuestro mensaje a los cristianos en los EAU es que tengan fe en ese país, en sus tradiciones y crear lazos con los musulmanes». «Las personas deberían vivir- agrega- y desarrollar un profundo ligamen con Dios y con los otros, personal y espiritual, dejando de lado el odio, las divisiones y las amenazas. Estas últimas no están en ningún modo relacionadas con la fe».

 

 

 

 

El Card. Sako recuerda que hoy en Irak hay poco menos de 500.000 cristianos: «Un tiempo- continúa. éramos el 20% de la población, pero el número descendió en modo repentino y hoy está alrededor del 2%. En el país, afirma, se asistió a una violación evidente del derecho internacional, pero la visita del pontífice en los Emiratos podría ayudar también a los cristianos iraquíes y darle una nueva confianza para el futuro.

«Expropiaron nuestras casas, fuimos víctimas de secuestros» y si bien la seguridad esté mejorando y después de meses se haya llegado a la formación de un nuevo gobierno, el status de los cristianos sigue siendo incierto. «Todo esto- concluye. llevó a creer que ya no hubiese un futuro (…). Hemos cohabitado en paz por 14 siglos, me preguntó por qué la mentalidad (de una parte de las personas) haya cambiado de este modo».

(RD/AsiaNews)

Te puede interesar

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído