NUEVA EVANGELIZACIÓN

Un robot para ayudar a difundir la voz de la Iglesia

Un robot para ayudar a difundir la voz de la Iglesia
La era del progreso tecnológico y la robotización. EP

Parecen juguetes. Son algo más. Los robots se abren paso en múltiples formas (¿Puede un robot combatir la tristeza?).

Gabriele Trovato, profesor asistente de la Waseda University en Japón y profesor visitante de la Pontificia Universidad Católica del Perú, presentó a SanTO, un robot diseñado para ser un compañero en la oración de ancianos o enfermos que no pueden ir a la iglesia.

En una entrevista, Trovato explicó que «SanTO es un compañero para la oración. Puede ser útil para las personas creyentes pero que no pueden ir a la iglesia como los ancianos, que hay muchos en Italia que viven solos, o pacientes en hospitales. Podría ser usado también para la catequesis».

Por ahora, SanTO contiene la Biblia, el santo del día y una serie de oraciones católicas. El robot responde a la voz humana y, mediante una cámara, puede cambiar de posición para dirigirse al usuario.

«La idea es difundirlo en todo el mundo católico para los que lo necesitan. El próximo paso será empezar a diseñar versiones específicas de distintos santos como Santa Rosa de Lima o San Martín de Porres para Perú, o San Genaro para Italia», indicó.

El experto en Human Robot Interaction dijo que la idea de este robot surgió a raíz de la investigación que realiza sobre «la manera de personalizar la apariencia, el comportamiento de los robots para diferentes tipos de usuarios que tengan un background cultural diferente».

«Esto es muy importante porque si, por ejemplo, pensamos en los automóviles que son productos que son personalizados para varios mercados en todo el mundo, entonces los robots que son objetos aún más complejos porque son espejos del hombre, aún más deben ser personalizados para las distintas culturas, apuntando en la raíz a la religión que la ha influenciado», resaltó.

Trovato refirió que SanTO por ahora es un prototipo que surgió después de haber hecho uno similar para ancianos sintoístas en Japón. Este nuevo robot tiene contenido en italiano, español, inglés y alemán, aunque se puede agregar cualquier otro idioma.

La idea, precisó, es comenzar la producción del robot en 2021 y la venta comenzaría en el lugar donde se produzca.

«Sobre el costo no puedo decir mucho porque tengo que hacer estudios de mercado, pero debería ser bastante accesible, que tenga un costo bajo o de repente se podría tener con un sistema de alquiler», explicó el experto.

Gabriele Trovato destacó que en este proyecto, que comenzó en 2017, han trabajado con él unas 15 personas entre especialistas de la PUCP y teólogos y sacerdotes de distintas partes del mundo como Italia y Japón.

En su opinión, SanTO «puede ser una ayuda a la Iglesia, un nuevo canal de comunicación que aún no se ha explorado. En el pasado se pasó de la tradición oral a la escrita, luego a la prensa, los medios e Internet. Ahora hay más tecnología que la Iglesia puede utilizar».

«Todo ese contenido que son enseñanzas que van a ser transmitidas de generación en generación, y con menos gente que lee, eso puede ayudar a difundir más la voz de la Iglesia», concluyó.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído