EL HOMBRE Y LA FE

La párroco y el alcalde ofrecen cubrir las cruces para que los musulmanes puedan celebrar el Ramadán en la iglesia del pueblo

La párroco y el alcalde ofrecen cubrir las cruces para que los musulmanes puedan celebrar el Ramadán en la iglesia del pueblo
La reverenda Lissa Scott con su marido, el alcalde Nigel Scott. EP

No cabe un tonto más en el seno del Occidente cristiano (¿Es menos pecado o delito asesinar a 148 cristianos en Kenia que a 50 musulmanes en Nueva Zelanda?).

Una iglesia británica fue duramente criticada después de que sus miembros y la reverendo Lissa Scott, sacerdote a cargo, ofrecieran cubrir una imagen de Jesús y varias cruces para permitir que los musulmanes pudieran orar allí durante el Ramadán (¿Deberían hacerse vegetarianos los cristianos?).

La reveranda Scott y el ex alcalde de Darlington (Reino Unido), Gerald Lee, -que son matrimonio- idearon el plan para la Iglesia de San Mateo y San Lucas durante una reunión celebrada la semana pasada (2019 es uno de los años más sangrientos para los cristianos).

Según el acta de la asamblea, se cubrirían la cruz del edificio y una imagen de Jesús, una copia de «La Luz del Mundo» por el artista prerrafaelista William Holman Hunt. Además, se dejarían sillas libres para que hombres y mujeres pudieran orar (Cristianofobia: 33 países musulmanes figuran entre los 50 que más persiguen a los cristianos).

Todas estas medidas fueron apoyadas por los miembros de «Celebrating Communities», un grupo dirigido por Lee que busca promover la igualdad y aumentar significativamente la cohesión social en la ciudad a través de actos sociales (Genocidio en Nigeria: más de 6.000 cristianos masacrados y silencio mediático en Occidente).

Una rápida reacción

La Diócesis de Durham respondió poco después de que se extendiera la noticia del acuerdo e informó a la iglesia de que no puede ser anfitrión de un evento de ese tipo.

Un portavoz de la jurisdicción religiosa recordó a la institución que «si bien es vital establecer buenas relaciones interreligiosas, está claro que no se permite un acto de adoración de una tradición de fe no cristiana dentro de un edificio consagrado de la Iglesia de Inglaterra». Tras estas declaraciones agregó que el problema está resuelto y que las oraciones musulmanas podrán realizarse en un edificio cercano.

El Sr. Lee aseguró que no estaba tratando de convertir o molestar a nadie, y que solo quería unir a toda la comunidad.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido