TRIUNFO DEL NACIONALISMO HINDÚ

La aplastante victoria de Narendra Modi es un mal augurio para las minorías religiosas en India

La aplastante victoria de Narendra Modi es un mal augurio para las minorías religiosas en India
Narendra Modi. EP

El nacionalismo hindú ha dado un paso de gigante este viernes 24 de mayo de 2019 con la aplastante victoria del actual primer ministro y candidato del partido Bharatiya Janata (BJP), Narendra Modi, que renovará el cargo otros cinco años tras haber conseguido 293 de los 542 diputados de la Lok Sabha, el Parlamento, según informaciones de la Comisión Electoral india, que todavía está realizando el recuento de los más de 600 millones de votos emitidos. Para ganar sólo necesitaba 272 (Narendra Modi, el ultranacionalista que ha arrasado en los comicios de la India y que acojona a Occidente).

El gran rival de Modi, el líder del Partido del Congreso y de la Alianza Progresista Unida, Rahul Gandhi, se ha hundido con apenas 54 diputados, que serán como una mota de polvo ante la tormenta nacionalista hindú del BJP, cuya demoledora victoria le da alas para continuar antagonizando a la comunidad musulmana, unos 200 de los 1.300 millones de habitantes del país, así como a otras minorías religiosas como los cristianos.

«A partir de ahora abogarán por un nacionalismo más agresivo porque sus políticas populistas los han llevado a la victoria», ha advertido el profesor del Centro para el Estudio de las Ciencias Sociales con base en Calcuta, Maidul Islam.

Por su parte, K.C. Suri, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Hyderabad, ha explicado que la derrota de Gandhi era de esperar porque «en realidad no había una alternativa real al BJP y Rahul no era rival para Modi. Especialmente teniendo en cuenta que la oposición se ha mostrado fragmentada y con poca credibilidad», ha indicado.

La aplastante victoria de la coalición nacionalista es un mal augurio para las relaciones y tensiones con Pakistán, la némesis política y militar de India.

Las primeras voces lamentando la victoria del BJP no se han tardado en escuchar. «Modi representa la cara más horrible de India. Su victoria en las elecciones generales no será buena para la región», ha declarado la líder del Partido de la Gente de Pakistán (PPP) y ex ministra de exteriores pakistaní, Hina Rabbani Khar.

«Modi y su partido sólo promueven el extremismo y se benefician del fanatismo», ha añadido en declaraciones a la prensa.

Rabbani se refiere al imparable avance de la ‘hindutva’, el ultra-nacionalismo hindú, cuya expresión más terrorífica son los conocidos como ‘grupos de vigilantes de las vacas,’ la Gestapo religiosa seguidora del primer ministro, cuyo objetivo es salvaguardar los valores culturales hindúes, en nombre de los cuales han llevado a cabo varios asesinatos.

En la agenda de la ‘hindutva’ figuran tres objetivos principales: la construcción de un templo hindú sobre los restos de una mezquita demolida en 1992 en Ayodhya, una acción que provocó revueltas con más de 2.000 muertos en todo el país, y cuyo proyecto está sub iudice; la cadena perpetua para los que maten vacas, y la derogación del artículo 370 de la Constitución, que otorga un estatuto especial al único Estado de mayoría musulmana del país, el de Jammu y Cachemira.

Para los defensores de la hindutva, estas demandas son innegociables, aunque uno de sus principales líderes, Rakesh Sinha, niegue la existencia de una agenda secreta azafrán.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido