"El amor de Dios invita a responder con amor al odio"

El Papa, a favor del ‘padre espiritual’

Anima los jóvenes a recurrir a los consejos de "un buen director"

"eEs justo cuidar el crecimiento físico, "pero es todavía más importante no olvidar el interior"

(RD/Efe).-Benedicto XVI dijo hoy que en la época actual sigue teniendo validez la figura del director espiritual y animó a los jóvenes a recurrir a los consejos de «un buen» director espiritual, «capaz de conducirles a conocerse a si mismos y a llevar una existencia de acuerdo con el Evangelio».

El Pontífice así lo manifestó ante 8.000 personas que asistieron en el Aula Pablo VI del Vaticano a la audiencia pública de los miércoles, cuya catequesis dedicó a la figura del monje oriental Simeón el Nuevo Teólogo (949-1022), estudioso de la espiritualidad y de la presencia del Espíritu Santo en los bautizados.

Echando mano de las enseñanzas del monje oriental, el Obispo de Roma dijo que aunque «es justo» cuidar el crecimiento físico, «es todavía más importante no olvidar el interior, que consiste en el conocimiento de Dios y en la unidad con El, para experimentar su ayuda en todo momento y todas las circunstancias».

Benedicto XVI agregó que en esta época «sigue siendo válido» para todas las personas, sacerdotes, consagrados, laicos «y especialmente para los jóvenes» recurrir a los consejos «de un buen padre espiritual, capaz de acompañar a cada uno en el conocimiento profundo de si mismo y conducirlo a la unión íntima con el Señor, para que su existencia esté conforme con el Evangelio».

El Papa teólogo también manifestó que sólo el amor divino abre el corazón de los hombres hacia los otros y les hace sensible hacia las necesidades de los demás.

«El amor de Dios hace que nos consideremos todos hermanos y nos invita a responder con amor al odio y con el perdón a las ofensas», agregó.

Como es habitual, Benedicto XVI saludó en diferentes idiomas a los fieles presentes, entre ellos grupos procedentes de España, El Salvador, Chile y Argentina, a los que invitó, hablando en español, a «descubrir cada día más la inefable belleza del amor de Dios en los hombres».

Tras la audiencia, el Papa regresó a la residencia de Castel Gandolfo, a unos 30 kilómetros al sur de Roma, donde permanecerá hasta finales de mes.

 

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído