Subrayaron la necesidad de la "cooperación y mutuo respeto"

El Papa, con el presidente palestino

Piden una solución justa y duradera para el conflicto de O.Medio

Abbas regaló al Papa un cuadro de cerámica con una antigua imagen de Jerusalén

(RD/Efe).-Benedicto XVI recibió hoy al presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas, con quien coincidió en la necesidad de encontrar una solución «justa y duradera» al conflicto israelí-palestino y que se «reconozcan y respeten los derechos de todos», informó el Vaticano.

El Papa y Abbas hablaron a solas durante quince minutos, en un «cordial coloquio» mantenido en la biblioteca privada del Pontífice.

Concluido, el líder palestino se reunió con el secretario de Estado de la Santa Sede («primer ministro»), el cardenal Tarcisio Bertone, a la que asistió también el «ministro de Exteriores» del Vaticano, el arzobispo Dominique Mamberti.

«Durante el coloquio se ha analizado la situación en Oriente Medio y en particular la necesidad de alcanzar una solución justa y duradera al conflicto israelí-palestino, en la que los derechos de todos sean reconocidos y respetados», señaló la Santa Sede en un comunicado.

El Papa y Abbas subrayaron la necesidad de la «cooperación y mutuo respeto» entre las partes en conflicto y el «apoyo» de la comunidad internacional.

También analizaron la situación de los católicos en Palestina, donde en su mayoría los habitantes son árabes, y en la región y se resaltó su contribución a la vida social y a la convivencia entre los pueblos.

Durante el encuentro, el Papa y Abbas recordaron la visita de Benedicto XVI el pasado 13 de mayo a Belén, en el marco de su viaje a Tierra Santa.

Aquel día, Benedicto XVI dijo en la ciudad donde nació Jesús que la Santa Sede apoya el derecho de los palestinos a un Estado «en la tierra de sus antepasados, seguro, en paz con sus vecinos y con las fronteras reconocidas internacionalmente».

Ante el presidente Abbas, el Pontífice «suplicó» a todas las partes implicadas en el «antiguo» conflicto, que deje a un lado cualquier rencor y contraste que aún se interpone en el camino de la reconciliación».

El Papa expresó su su solidaridad con los palestinos que sufrieron el conflicto de Gaza, abogó por una mayor libertad de movimiento y pidió a los jóvenes que «se resistan» a recurrir a actos de violencia o de terrorismo y que se muestren «determinados a lograr la paz».

En una jornada en la que el Pontífice visitó también un campo de refugiados palestinos, Benedicto XVI condenó el muro de separación construido por Israel en Cisjordania y dijo que en un mundo en el que las fronteras son siempre más abiertas «es trágico ver que todavía se levantan muros».

El Papa Ratzinger agregó que aunque los muros «pueden ser fácilmente construidos, todos sabemos que no duran para siempre y pueden ser abatidos».

Mahmud Abbas llegó hoy al Vaticano en medio de fuertes medidas de seguridad y tras atravesar una Vía de la Conciliazione, la calle que separa Roma del pequeño estado, cortada al tráfico y con amplia presencia policial.

Ya en el Vaticano, fue recibido por el prefecto de la Casa Pontifica, el arzobispo James Harvey, que le llevó hasta la biblioteca del Papa.

Antes de comenzar el coloquio a solas, el Papa se interesó por la reunión mantenida por Abbas en Nueva York con el presidente de EEUU, Barack Obama, y el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu.

Tras el coloquio a solas, entró en la biblioteca privada el séquito palestino, del que formaban parte el negociador palestino Saeb Erekat, y el portavoz, Nabil Abeu. El primero fue presentado al Papa como «un hombre importante» y del otro se resaltó que es católico y vive en Belén.

Abbas regaló al Papa un cuadro de cerámica con una antigua imagen de Jerusalén. Benedicto XVI le correspondió con un bajorrelieve sobre la plaza de San Pedro del Vaticano.

El político palestino se entrevistó ayer con el Jefe del Estado italiano, Giorgio Napolitano, y el primer ministro, Silvio Berlusconi, que le expresaron el apoyo de Roma a la creación de un estado palestino, le consideraron el «único representante» del pueblo palestino, en un espaldarazo a su persona y política, y le dijeron que Italia trabaja en aras de la reanudación del proceso de paz.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído