"Las divisiones son de hecho consecuencia del pecado"

Lombardi: «China está cerca»

Nos sentimos solidarios con los católicos chinos en este camino, que debe ser también nuestro camino

Lombardi: "China está cerca"
Federico Lombardi, portavoz del Papa

Quien piensa de la Iglesia en China sólo a la luz de problemas políticos o de relaciones diplomáticas correrá el riego de no entenderla

«China está cerca» es el tema del editorial Octava dies del padre Federico Lombardi, director de la Oficina de prensa de la Santa Sede para el informativo semanal del Centro Televisivo Vaticano, quien toma como punto de partida la carta del Prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, el cardenal Ivan Dias, dirigida a los obispos y a los sacerdotes chinos con motivo de la conclusión del Año Sacerdotal.

«Quien piensa de la Iglesia en China sólo a la luz de problemas políticos o de relaciones diplomáticas correrá el riego de no entenderla. El cardenal Dias habla en perspectiva pastoral, habla del testimonio que el obispo y el sacerdote debe dar ante todo como un hombre de Dios y hombre para los demás, habla de oración y de celebración eucarística, habla del servicio completamente desinteresado a los pequeños y a los pobres, a los pecadores, a todos, según el ejemplo de Jesús. Habla de la comunión con el Santo Padre en la Iglesia como garantía de libertad en la adhesión a la verdad y a la auténtica tradición.

Probablemente los fieles y los pastores de la Iglesia en China están entre los más conocedores de este argumento a la luz de su propia experiencia. Pero habla también, y sobre todo, de la unión entre los miembros de la comunidad eclesial, superando con paciencia y valentía las divisiones. Las divisiones son de hecho consecuencia del pecado. Ese pecado que- como lo ha recordado el Papa recientemente- es el más grave peligro para la Iglesia. El peligro que viene desde el interior y que es peor de los que vienen desde afuera.

El Papa nos invita a continuar intrépidos sobre el camino de la santidad, de la unidad y de la comunión» concluye el cardenal Dias. Para los sacerdotes y los obispos católicos chinos, así como para todos los sacerdotes y los obispos de la Iglesia Universal a la cual pertenecen, estos son los puntos primordiales sobre los cuales construir el futuro. Nos sentimos solidarios con ellos en este camino, que debe ser también nuestro camino».

 

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído