El Papa dice que no se puede «servir a Dios y a la riqueza» e invita a confiar en el amor de éste

El Papa Benedicto XVI ha invitado a confiar en el «indefectible amor» de Dios como hizo Jesús, al tiempo que ha defendido que no se puede «servir a Dios y la riqueza» al mismo tiempo.

«El Señor quiere hacernos entender con claridad que no se puede servir a dos patrones: Dios y la riqueza», ha asegurado el Pontífice, durante el rezo dominical del Angelus, que se ha celebrado en la Plaza de San Pedro.

El Santo Padre ha señalado que quien cree en Dios «pone en primer lugar la búsqueda de su Reino, de su voluntad». Así, ha destacado que Jesús demostró «lo que significa vivir con los pies en tierra, atento a las concretas situaciones del prójimo, y al mismo tiempo teniendo en el corazón sumergido en la misericordia de Dios».

No obstante, ha reconocido que, «frente a la situación de tantas personas que viven en la miseria, este discurso de Jesús podría parecer poco realista e incluso evasivo». «La fe en la Providencia no nos dispensa de la fatigosa lucha por una vida digna, sino que libera de la preocupación por las cosas y del miedo del mañana», ha recordado.

En su saludo en español, el Papa ha señalado que la liturgia de este día «exhorta a confiar en la providencia divina» y recuerda que todos «somos amados por Dios y asistidos por su auxilio». Por ello, ha invitado a corresponder a dicho amor y experimentar así «la paz verdadera y la alegría auténtica», tal y como hizo la Virgen María, que fue «signo de la gratuidad y de la alabanza».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído