En "tratamiento espiritual y psicológico"

El Vaticano mantiene abierto el caso por pederastia del ex obispo de Brujas

"No le está permitido ejercer de manera pública el ministerio sacerdotal y episcopal"

La decisión definitiva "tendrá en cuenta diferentes aspectos, comenzando con el sufrimiento de las víctimas y las exigencias de justicia"

Las medidas adoptadas por el Vaticano contra el exobispo de Brujas (Bélgica) Roger Joseph Vangheluwe, de 74 años, destituido por Benedicto XVI en abril de 2010 por abusar sexualmente de varios jóvenes cuando era sacerdote, no son «definitivas», según informó hoy el Vaticano.

En un comunicado, la Santa Sede da cuenta de la situación del antiguo prelado de Brujas, al que la Congregación para la Doctrina de la Fe, que se encarga de los casos de abusos sexuales de clérigos a menores, ha obligado a abandonar Bélgica.

«La Congregación para la Doctrina de la Fe ha establecido que deje Bélgica y se someta a un periodo de tratamiento espiritual y psicológico. En ese periodo evidentemente no le está permitido ejercer de manera pública el ministerio sacerdotal y episcopal«, señala el Vaticano.

El tratamiento psicológico, agregó la Santa Sede, ha sido ordenado por el ex Santo Oficio «para obtener nuevos elementos de diagnóstico y pronósticos útiles para continuar y concluir el procedimiento en vista a la decisión definitiva, que es competencia de la Congregación y aprobará el Pontífice».

Esa decisión, «naturalmente, tendrá en cuenta diferentes aspectos, comenzando con el sufrimiento de las víctimas y las exigencias de justicia«, precisa la nota.

«El procedimiento está todavía en curso y la decisión adoptada hasta ahora es interlocutoria y no definitiva», subraya el Vaticano.

Este es el comunicado del Vaticano

La Congregación para la Doctrina de la Fe ha decidido que Mons. Roger Vangheluwe, el ex obispo de Brujas, abandone Bélgica para someterse a un periodo de tratamiento espiritual y psicológico. El director de la oficina de prensa de la Santa Sede, padre Federico Lombardi, explicó que esta decisión tendrá en cuenta distintos aspectos, empezando por el sufrimiento de las víctimas y la exigencia de justicia. El padre Lombardi subrayó además como evidente el hecho de que en tal periodo de tratamiento no se permitirá a Mons. Vangheluwe el ejercicio público del ministerio sacerdotal y episcopal.

La Congregación para la Doctrina de la Fe ha dispuesto el tratamiento psicológico del ex obispo de Brujas para obtener ulteriores elementos diagnósticos y pronósticos útiles destinados a continuar y concluir el procedimiento en vista de la decisión definitiva, cuya competencia radica siempre en la misma Congregación y que debe ser aprobada por el Santo Padre. Esta decisión de la Congregación para la Doctrina de la Fe no es definitiva dado que el procedimiento actual sigue en curso.

 

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído