"¿No sería genial tener un nuevo Papa por la festividad de San José?"

Dolan desafía el silencio impuesto a los cardenales y les pide “morir al pecado, a la corrupción, el escándalo y el mal”

El cardenal de Nueva York publcó anoche un artículo sobre la elección papal

Dolan desafía el silencio impuesto a los cardenales y les pide “morir al pecado, a la corrupción, el escándalo y el mal”
El cardenal Dolan, interrogado

Sistach: "Los cardenales estamos unidos a todo el pueblo de Dios en la comunión de plegaria y en la docilidad al Espíritu Santo para el Cónclave"

(Jesús Bastante, enviado especial al Vaticano).- Los cardenales norteamericanos no han encajado nada bien el silencio impuesto por el decano Sodano y el camarlengo Bertone. Es un hecho, no una elucubración. Aún así, aceptaron las reglas y bajaron el diapasón de las declaraciones. Hasta anoche, cuando el cardenal de Nueva York, Timothy Dolan, publicó en su blog -y en Twitter- un post en el que, citando sin citar, espera que «estos días de transición permitirán a la Iglesia y también a sus propios miembros y líderes morir al pecado, a la corrupción, el escándalo y el mal para que pueda elevarse a la vida nueva».

Escándalo. Pecado. Corrupción. Una época, la de la Cuaresma, propicia para elegir un Papa renovador y revolucionario, que como Cristo cargue con los pecados y lleva a una regeneración al interior de la Iglesia. «Comienzo una novena a San José, ¿te unes?», señalaba Dolan en su escrito, pidiendo al padre putativo de Jesús -cuya festividad se celebra el 19 de marzo, quién sabe si aún sin entronizar el pontífice- «que nos ayude a prepararnos para el nuevo Papa», en «este momento extraordinariamente importante«.

Para el cardenal de Nueva York, «la Iglesia está experimentando el paso de la muerte a la vida con la despedida de un amado Pontífice y la elección de uno nuevo«. En otra clara alusión a la mordaza informativa, Dolan refiere que «San José es un hombre de silencio y necesitamos reflexionar en silencio, no sólo el Colegio de Cardenales si no también todos los miembros de la Iglesia».

Pese a todo, como el patriarca de la Familia Nazaret, el purpurado, que ha sonado como «papable» en todas las quinielas, Dolan espera conservar «la calma, la confianza en Dios y la responsabilidad. Qué ejemplo cuando vemos tantos casos de emergencia en la Iglesia y en el mundo hoy». «San José, siempre atento a la voluntad de Dios, es el Patrono de la Iglesia Universal. ¿No sería genial tener un nuevo Papa por su festividad?«, concluye el post de Dolan.

No es el único Dolan. El cardenal de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, publicó esta misma mañana, antes de entrar en la congregación, un tuit que decía lo siguiente: «Los cardenales estamos unidos a todo el pueblo de Dios en la comunión de plegaria y en la docilidad al Espíritu Santo para el Cónclave». Algo similar a lo que han hecho Ravasi y otros cardenales (un total de nueve) que tienen cuenta en esta red.

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído