"Sería una señal para muchos el que esa injusticia fuese reparada", afirma

Hans Küng espera ser rehabilitado por Francisco

Juan Pablo II retiró de la docencia al teólogo suizo en 1979

Küng fue compañero de Josef Ratzinger, el papa Benedicto XVI, en la Facultad de Teología de Tubinga, en la que ambos fueron profesores, y los dos estuvieron como asesores en el Concilio Vaticano II

El teólogo disidente suizo Hans Küng, al que el papa Juan Pablo II retiró en 1979 el permiso para oficiar como sacerdote y enseñar teología católica, espera ser rehabilitado por el papa Francisco.

«Sería una señal para muchos el que esa injusticia fuese reparada», afirma Küng, de 85 años, en declaraciones que publica hoy el rotativo alemán Hannoverschen Allgemeine Zeitung.

Licenciado en 1953 en Teología por la Universidad Gregoriana de Roma, Küng expresa su esperanza en que eso suceda «cuando todavía me encuentre con vida«.

El teólogo crítico es actualmente presidente de la Fundación Weltethos (ética mundial), cargo que abandonará, sin embargo, próximamente por razones de edad.

Küng fue compañero de Josef Ratzinger, el papa Benedicto XVI, en la Facultad de Teología de Tubinga, en la que ambos fueron profesores, y los dos estuvieron como asesores en el Concilio Vaticano II y al comienzo de su carrera pertenecieron a un grupo de teólogos católicos alemanes liberales y aperturistas.

No obstante, con el paso de los años Ratzinger dio un viraje hacia la ortodoxia conservadora, mientras que Küng se hizo cada vez más liberal llegando a perder incluso la licencia para enseñar teología católica tras cuestionar el dogma de la infalibilidad papal.

En los últimos años, Küng se ha dedicado ante todo a fomentar el diálogo entre las religiones en busca de la definición de un marco ético común.

(Rd/Agencias)

 

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído