El cardenal australiano es uno de los ocho que ayudarán al Papa a reformar la Curia

Pell anuncia que los laicos tendrán más responsabilidad en el Gobierno de la Santa Sede

No se sabe si accederán al informe sobre el Vatileaks

Los hombres y mujeres profesionales que tengan experiencia en áreas tales como finanzas, podrían tener mucho que ofrecer en la supervisión de algunos departamentos del Vaticano, tal vez bajo la dirección de un cardenal

«Los hombres y mujeres profesionales que tengan experiencia en áreas tales como finanzas, podrían tener mucho que ofrecer en la supervisión de algunos departamentos del Vaticano, tal vez bajo la dirección de un cardenal«, ha declarado a los medios australianos el cardenal George Pell.

Pell, de 71 años de edad, es uno de los ocho cardenales nombrados por el papa Francisco como parte de un grupo asesor permanente que le ayude en la gestión de la Iglesia Católica y en la reforma de la Curia Romana.

El nombramiento, anunciado el pasado sábado, muestra que el cardenal Pell, un firme partidario del papa Juan Pablo II y amigo de Benedicto XVI, ha sido reconocido por su talento y energía por el nuevo pontífice. Los dos han servido juntos en varios organismos del Vaticano.

El ex embajador de Australia ante la Santa Sede, Tim Fischer, dijo que el papa Francisco se había movido rápidamente para seleccionar un»gabinete asesor de cardenales». Este grupo, que tiene un solo purpurado italiano, «incluyó merecidamente al cardenal Pell», quien tiene una gran experiencia, sobre todo en el sector financiero estructural y de gestión, añadió Fischer.

La mayoría de los cardenales incorporados al grupo son vistos como «limpios» desde fuera del Vaticano. La oficina de prensa del Vaticano dijo que el papa recogió la idea en las reuniones del pre-cónclave. «Se ha formado un grupo de cardenales para que le asesore en el gobierno de la Iglesia universal y para estudiar la revisión de la Constitución Apostólica Pastor Bonus sobre la Curia Romana,» informó.

El grupo se reunirá en Roma a partir del 1 de octubre y el papa Francisco estará en contacto regular. Lo que no se sabe es si van a tener acceso al informe «top-secret», preparado el año pasado a raíz del asunto delos «Vatileaks».

(RD/Agencias)

 

Te puede interesar

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído