El Papa retoma el diálogo con el imán sunnita de Al-Azhar en El Cairo, roto desde 2011

Francisco clama por una «comprensión recíproca entre cristianos y musulmanes para construir la paz»

"Los musulmanes estamos listos para colaborar para que crezca la justicia y el desarrollo"

Al Tayyeb habría respondido diciendo que el mensaje de al-Azhar es "el respeto de las personas de cualquier religión y la salvaguardia de la dignidad humana y de los más altos valores afirmados en el Corán y en la Sunna"

«Deseo que que se hagan todos los esfuerzos posibles para llegar a una comprensión recíproca entre cristianos y musulmanes en el mundo, para construir la paz y la justicia». Así se expresa Francisco en una carta enviada al mensaje personal a Ahmed Al Tayyebm, gran Imán de al-Azhar en El Cairo, principal centro de estudio del Islam sunnita.

La carta, cuyo contenido ha sido difundido por el centro islámico, supone en la práctica la reanudación del diálogo con la Santa Sede, roto después de que en 2011 Benedicto XVI condenara un atentado en la catedral copta de Alejandría.

Según la casa de estudios egipcia, el Papa subrayó «el respeto del Vaticano por el Islam y los musulmanes«, e indicó que desea que se hagan todos los esfuerzos posibles para llegar a «una comprensión recíproca entre cristianos y musulmanes en el mundo, para construir la paz y la justicia».

Según el comunicado oficial, Al Tayyeb habría respondido diciendo que el mensaje de al-Azhar es «el respeto de las personas de cualquier religión y la salvaguardia de la dignidad humana y de los más altos valores afirmados en el Corán y en la Sunna».

También añadió que los musulmanes están listos para «colaborar para hacer que crezca la justicia y el desarrollo entre los pueblos de la Tierra«.

El comunicado de la universidad egipcia es importante porque, en los hechos, da por terminadas las tensiones de 2011 entre el centro doctrinal sunita y el Vaticano, cuando el entonces papa Benedicto XVI realizó su propia interpretación sobre el atentado contra la catedral copta de Alejandría. Desde entonces, al-Azhar había proclamado la suspensión del diálogo con el Vaticano, interrumpiendo las reuniones cada 2 años entre una delegación de la universidad y el Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso.

Al Tayyeb le habría explicado al nuncio que hablar mal del Islam es «una línea roja» que no debe ser superada.

En junio al-Azhar había dado a entender que esperaba una respuesta del Vaticano a su mensaje de felicitaciones por la elección del Papa.

Se esperaba «una demostración clara del respeto hacia el Islam y hacia los musulmanes», las palabras textuales que se usaron en la nota.

(RD/Agencias)

 

Te puede interesar

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído