Presidida por el cardenal Cañizares, que en breve será nombrado arzobispo de Madrid

La Congregación para el Culto Divino, primer objetivo de la reforma del «G-8» cardenalicio

El Consejo de asesores del Papa invita al secretario de Estado, Pietro Parolin

ombardi ha puntualizado que el objetivo no es aportar "simples retoques" o "modificaciones marginales" de la Pastor Bonus, sino "trabajar en una Constitución con novedades consistentes, en definitiva, una nueva Constitución"

Nueva reunión del «G-8″ cardenalicio para la reforma de la Curia vaticana. Los ocho cardenales volvieron a reunirse, junto a Francisco en un encuentro que continuará hasta el jueves y en el que ha comenzado a tratarse, en concreto, la reforma del gobierno vaticano. El examen arrancó con la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, todavía presidida por el cardenal Cañizares, a punto de ser nombrado arzobispo de Madrid en sustitución de Rouco Varela.

«El método de trabajo con el que se ha iniciado esta mañana consiste en examinar los diversos dicasterios de la Curia. Las primeras conversaciones de este martes se han dedicado a la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos», ha precisado el director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi.

Se trata de la segunda reunión del ‘G8 vaticano’ después de un primer encuentro que tuvo lugar del 1 al 3 de octubre de 2013. Durante los tres días que durará la reunión, los cardenales y el secretario, monseñor Semeraro, se hospedarán en la Casa Santa Marta con el Pontífice, y concelebrarán con él las misas matinales. Las reuniones tendrán lugar durante la mañana de 9,00 a 12,30 horas y por la tarde, de 16,00 a 19,00 horas.

En el primer encuentro de esta semana, se ha retomado el examen de la Curia en relación a su reforma, tal y como fue requerido durante las congregaciones generales previas al Cónclave. En cualquier caso, Lombardi ha puntualizado que el objetivo no es aportar «simples retoques» o «modificaciones marginales» de la Pastor Bonus, sino «trabajar en una Constitución con novedades consistentes, en definitiva, una nueva Constitución».

Los cardenales también han trabajado sobre los documentos de los que ya disponían con anticipo, recogiendo las últimas contribuciones y observaciones, en especial, con motivo de los encuentros con Conferencias y otros organismos episcopales en los distintos continentes de los que provienen, como Asia, Europa y América Latina.

Según ha apuntado Lombardi, en los trabajos de estos días, los cardenales se distribuirán los temas según la competencia y experiencia de cada uno de ellos, pero todos participarán en las consultas de responsabilidad común.

También se prevé que durante este segundo encuentro del G-8 vaticano, el Consejo de asesores invite al nuevo secretario de Estado del Vaticano, monseñor Pietro Parolin para tener con él una primera toma de contacto.

Sin embargo, no se espera en el transcurso de estos días un encuentro con las comisiones encargadas de los asuntos económicos, algo que seguramente ocurra durante la tercera reunión prevista para el 17 y 18 de febrero de 2014.

(RD/Ep)

 

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído