El Papa aterrizó en Ciampino y se dirigió a Santa María la Mayor

Francisco ya está en Roma

En un nuevo telegrama, deseó "una armoniosa convivencia" en España

Francisco ya está en Roma
Francisco, subiendo al avión

Los llevo en mi corazón y ruego al señor abundantes gracias para todos que les permitan progresar cada día más en una armoniosa convivencia y una paz estable

El papa Francisco llegó hoy al aeropuerto romano de Ciampino de regreso del viaje que comenzó el pasado 5 de julio y que le llevó de gira por Ecuador, Bolivia y Paraguay, de cuya capital, Asunción, partió el domingo.

El avión de Alitalia AZ4001 en el que viajaba Jorge Bergoglio llegó al aeródromo romano a las 13.37 hora local (11.37 GMT). Inmediatamente después, el Pontífice se dirigió a la basílica de Santa María Mayor, en la que supone su vigésimo tercera visita al santuario de la patrona de Roma, para agradecerle el éxito del viaje

Durante el vuelo el pontífice envió mensajes de saludo a las autoridades de países cuyo territorio sobrevoló: Paraguay, Bolivia, Brasil, Cabo Verde, España e Italia.

Al papa le acompaña el séquito habitual vaticano además de varias decenas de periodistas acreditados, a cuyas preguntas, como es habitual en los viajes papales, respondió en una conferencia de prensa. En breve sabremos qué dijo el Papa.

Durante el trayecto, Bergoglio envió distintos mensajes, entre ellos uno dirigido a nuestro país. Así, en un telegrama dirigido a Felipe VI, Francisco deseó una «armoniosa convivencia» en España.

«Al volar sobre el territorio español de regreso a Roma, me es grato enviar un cordial saludo a vuestra majestad y a la reina», refirió el pontífice al monarca. Un saludo que extendió «a todos los hijos e hijas de esas queridas tierras«, a los que reiteró de nuevo su afecto, «rogando al Señor abundantes dones celestiales que los ayuden a vivir en armoniosa convivencia», concluyó el texto.

 

 

Francisco deseó un «futuro tranquilo y feliz» a Brasil mediante un telegrama que dirigió a la presidenta Dilma Rousseff durante el vuelo de regreso desde Asunción que le lleva a Roma.

«Regresando de la visita que llevó a encontrar a tantos hermanos en Ecuador, Bolivia y Paraguay, saludo a vuestra excelencia deseando a Brasil un futuro tranquilo y feliz para sus hijos», escribió el pontífice.

Añadió que recuerda a los brasileños «con nostalgia» (el papa viajó a Brasil en 2013) y les envió su bendición apostólica.

Además envió sendos telegramas de saludo y deseo de «armonía» a Paraguay y Bolivia al sobrevolar también los territorios de los dos países tras despegar de Asunción. «Al dejar Paraguay y continuar mi viaje de regreso a Roma, me es grato enviar un cordial saludo a vuestra excelencia, renovando de nuevo mi agradecimiento y afecto a ese querido pueblo», escribió en su mensaje al presidente paraguayo Horacio Cartes.

«Lo llevo en mi corazón y pido al señor copiosas gracias para todos, que les ayuden a progresar en fraternidad y armonía», añadió el pontífice.

El segundo telegrama estuvo dirigido al presidente boliviano, Evo Morales, a quien envió «un cordial saludo (…) reiterando de nuevo mi afecto y gratitud a ese querido pueblo. Los llevo en mi corazón y ruego al señor abundantes gracias para todos que les permitan progresar cada día más en una armoniosa convivencia y una paz estable».

(RD/Agencias)

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído