Bernard Fellay y el Papa encontraron "puntos positivos" para la reconciliación

Francisco se reunió el sábado con el líder de los lefebvrianos

La Fraternidad San Pío X podría conseguir el estatus de "Prelatura Personal", como el Opus Dei

Francisco se reunió el sábado con el líder de los lefebvrianos
Curas lefebvrianos en el Vaticano

Establezco que quienes durante el Año Santo de la Misericordia se acerquen a los sacerdotes de la Fraternidad San Pío X para celebrar el Sacramento de la Reconciliación, recibirán válida y lícitamente la absolución de sus pecados

(J. Bastante).- El Papa Francisco se reunió el pasado sábado con el superior general de la Fraternidad San Pío X, más conocidos como los lefebrianos. El encuentro entre el Pontífice y Bernard Fellay, según adelanta en su edición de hoy Il Folgio, fue «muy positiva», y se han abierto las puertas para el reconocimiento canónico de la congregación fundada por Marcel Lefebvre. Tanto es así, que ya se plantea la opción de una prelatura personal, al estilo del modelo «Opus Dei», para los lefebvrianos.

En una reciente entrevista publicada en la web de la Fraternidad, Fellay se mostró abierto al diálogo, que ya comenzó en 2013 con un encuentro en Santa Marta. Ello no ha sido óbice para que, en diversas ocasiones, los lefebvrianos se hayan mostrado sumamente críticos hacia Francisco, en especial tras las discusiones del Sínodo de la Familia.

«Es evidente que Francisco nos quiere dejar vivir y sobrevivir», subrayó Fellay, quien agradeció que el Papa haya incluido a los sacerdotes lefebvrianos dentro de los que podrán administrar el sacramento de la reconciliación durante el Año de la Misericordia.

En su carta de convocatoria del Sínodo, Francisco incluye otra novedad, referente a los lefebvrianos. «Este Año jubilar de la Misericordia no excluye a nadie», incidió el Papa, quien reclama que «en el futuro próximo se puedan encontrar soluciones para recuperar la plena comunión con los sacerdotes y los superiores de la Fraternidad». Por ello, «establezco que quienes durante el Año Santo de la Misericordia se acerquen a los sacerdotes de la Fraternidad San Pío X para celebrar el Sacramento de la Reconciliación, recibirán válida y lícitamente la absolución de sus pecados».

 

Te puede interesar

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido