Francisco pide "buscar las causas de esta violencia homicida y absurda"

El Papa condena el «terrible crimen» de Orlando y el «odio sin sentido» del asesino

El padre del presunto asesino dice que la masacre "no tiene nada que ver con la religión"

El Papa condena el "terrible crimen" de Orlando y el "odio sin sentido" del asesino
Pray for Orlando

La terrible masacre que ha tenido lugar en Orlando, que ha causado numerosas víctimas inocentes, suscitó en el Papa Francisco y en cada uno de nosotros, sentimientos muy profundos de execración y condena

El Papa ha condenado el «terrible crimen» de Orlando (Estados Unidos), en el que han perdido la vida al menos 50 personas, al tiempo que ha pedido que se contrasten las causas de esa «violencia homicida», según ha informado el portavoz oficial del Vaticano, el padre Federico Lombardi.

«El terrible crimen sucedido en Orlando, con un número altísimo de victimas inocentes, ha suscitado en el Papa Francisco y en todos nosotros los sentimientos más profundos de execración y de condena, de dolor y de perturbación, ante esta nueva manifestación de locura homicida y de odio insensato», ha señalado Lombardi.

Así, ha indicado que el Papa se une en la «oración» y en la «compasión» ante el «sufrimiento indecible» de las familias de las víctimas y de los heridos y les encomienda al Señor para que puedan encontrar consuelo».

«Todos esperamos que se puedan contrastar eficazmente lo más pronto posible las causas de esta violencia horrible y absurda que perturba profundamente el deseo de paz del pueblo americano y de toda la humanidad», ha concluido.

El Papa Francisco expresó hoy su condena al «odio sin sentido» del asesino que causó la muerte de 50 personas en un club gay en Orlando, en Florida.

«La terrible masacre que ha tenido lugar en Orlando, que ha causado numerosas víctimas inocentes, suscitó en el Papa Francisco y en cada uno de nosotros, sentimientos muy profundos de execración y condena, de dolor, de confusión frente a esta nueva manifestación de una locura homicida y de un odio sin sentido», indicó su portavoz, el padre Federico Lombardi.

El portavoz vaticano deseó también que «las causas de esta violencia horrible y absurda, que altera profundamente el deseo de paz del pueblo estadounidense y de toda la humanidad, puedan (…) combatirse eficazmente y lo más rápido posible», añadió.

Según las cadenas de televisión CBS y NBC, el atacante era Omar Mateen, un ciudadano estadounidense de origen afgano nacido en 1986.

El FBI considera que el sospechoso podría tener una «inclinación» por el terrorismo islámico, por lo que investiga el caso como un «acto terrorista».

Esta masacre, el peor tiroteo en la historia de Estados Unidos, «no tiene nada que ver con la religión», afirmó por su parte a la cadena NBC el padre del sospechoso identificado por varios medios.

 

 

Declaración de P. Lombardi

La terrible masacre ocurrida en Orlando, con un número altísimo de víctimas inocentes, ha suscitado en el Papa Francisco y en todos nosotros los sentimientos más profundos de execración y de condena, de dolor y de turbamiento ante esta nueva manifestación de locura homicida y odio insensato. El Papa Francisco se une en la oración y en la compasión al sufrimiento indecible de las familias de las víctimas y de los heridos y los encomienda al Señor para que puedan encontrar consuelo. Todos esperamos que se puedan identificar y combatir eficazmente lo antes posible las causas de esta violencia horrible y absurda, que turba tan profundamente el deseo de paz del pueblo americano y de toda la humanidad.

 

(RD/Ep)

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído