Violencia generalizada en Kinshasa

Francisco y el presidente del Congo piden diálogo inclusivo para la estabilidad del país

Urgen a la cooperación para restablecer la convivencia civil

Francisco y el presidente del Congo piden diálogo inclusivo para la estabilidad del país

Han destacado la importante contribución que la Iglesia católica da a la nación mediante sus instituciones educativas, sociales y sanitarias

El Papa Francisco ha recibido esta mañana al Presidente de la República Democrática del Congo, Joseph Kabila. El encuentro tuvo lugar, como es habitual, en la biblioteca del Palacio Apostólico Vaticano y duró veinte minutos, con ayuda de traductor.

En el encuentro, informa la oficina de prensa de la Santa Sede, se ha prestado una atención especial «a los graves retos planteados por la situación política actual así como a los recientes enfrentamientos en la capital». Asimismo, se reiteró la importancia de la colaboración entre los actores políticos y los representantes de la sociedad civil y las comunidades religiosas, en favor del bien común, mediante un diálogo respetuoso e inclusivo para la estabilidad y la paz en el país.

Además, se habló del «persistir de la violencia que padece la población en la zona oriental del país», y de «la urgencia de una cooperación en ámbito nacional e internacional para proporcionar la asistencia necesaria y restablecer la convivencia civil».

Y es que la violencia generalizada en Kinshasa, capital de la República Democrática del Congo, ha dejado casi medio centenar de muertos tras días de enfrentamientos entre la policía y la oposición de ese país. La crisis estalló el 22 de septiembre, cuando los partidarios de Kamwena Nsapu, líder tribal que fue asesinado en agosto, atacaron el aeropuerto asumiendo el control hasta la tarde del 23, cuando, después de intensos combates, las fuerzas de seguridad consiguieron expulsarlos. La mayoría de las víctimas eran rebeldes, mientras que los soldados fallecidos fueron ocho. Tal y como informa la agencia Fides, Kamwena Nsapu fue asesinado el 12 de agosto, en unos enfrentamientos con la policía. El jefe tribal había desafiado a las autoridades estatales afirmando que había creado una milicia para expulsar a la policía de su territorio de referencia.

Mientras tanto continúa el estancamiento político después de que se haya suspendido el «diálogo nacional» entre la mayoría y la oposición -que exige la partida del Kabila, cuyo mandato expira al final diciembre- tras los graves incidentes que han tenido lugar en la capital en los últimos días.

Por otro lado, durante los coloquios transcurridos en una atmósfera de cordialidad, prosigue el comunicado de prensa de la Santa Sede, se ha hablado de las buenas relaciones existentes entre la Santa Sede y la República Democrática del Congo. En particular, con referencia «a la importante contribución que la Iglesia católica da a la vida de la nación mediante sus instituciones educativas, sociales y sanitarias», así como «en favor del desarrollo y de la reducción de la pobreza». En ese contexto, se ha expresado la satisfacción mutua por la firma del Acuerdo Marco entre la Santa Sede y el Estado del pasado 20 de mayo.

Al finalizar el encuentro con el Santo Padre, el mandatario se reunió con el arzobispo Paul Richard Gallagher, Secretario para las Relaciones con los Estados.

(RD/Zenit)

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído