"Si no aprendes a despedirte bien, nunca aprenderás a encontrar a nueva gente"

El Papa a los jóvenes: «El mundo se cambia abriendo el corazón, compartiendo las cosas. Y vosotros lo podéis hacer»

"Cuando me hago la pregunta sobre el sufrimiento de los niños, el Señor no me responde"

El Papa a los jóvenes: "El mundo se cambia abriendo el corazón, compartiendo las cosas. Y vosotros lo podéis hacer"
El Papa hace el gesto de la mano abierta

¿Por qué hay niños en el mundo que sufren el hambre y en otra parte del mundo se desperdicia la comida? ¿Por qué? Hay preguntas, como la que acabas de hacer, que no se pueden responder con palabras

(José M. Vidal).- Audiencia del Papa a los niños y adolescentes italianos de los grupos de los ‘Caballeros’. Como es ya habitual, los chavales le hicieron tres preguntas, que Francisco contextó sobre la marcha, sin papeles. Les aprendió a cambiar el mundo, abriendo las manos y el corazón, a despedirse bien, para encontrar nueva gente y a saber que «hay preguntas y situaciones que no tienen respuesta». Como la pregunta sobre el mal inocente.

Delirio entre los chavales, que acogen al Papa con gritos y vivas, en una aula Pablo VI donde no cabe un alfiler.

El primer saludo es el del sacerdote, capellán de los ‘Caballeros’, que da las gracias al Papa por recibirlos: «Estamos aquí, porque su persona nos muestra continuamente la alegría de los que siguen a Cristo».

A continuación, tres chavales le hacen preguntas. La primera, Marta: ¿POr qué me da miedo crecer y cambiar de amigos?

Algunas frases de la respuesta del Papa

«La vida es un continuo buenos días y adiós»

«Se crece encontrando y diciendo adiós»

«Si no aprendes a despedirte bien, nunca aprenderás a encontrar a nueva gente»

«Ése es el reto, el reto de la vida»

«En la vida, tenemos que acostumbrarnos a este camino: dejar unas cosas y encontrar cosas nuevas»

«Y esto es un riesgo. Hay gente que tiene miedo a dar pasos y permanece quieta y no crece»

«Cuando una persona dice basta y se acomoda sobre el sofá, no crece, cierra el horizonte de la vida»

«Mira a aquel muro. ¿Qué hay detrás del muro. Díme, díme, ponte al micrófono»

«No lo sé»

«Así es una persona cuando no quiere crecer»

«Si vas al campo, ¿qué ves?»

«Lo veo todo»

«Ves el horizonte, siempre adelante…Tenemos que caminar siempre para crecer»

«Más que miedo a crecer hay que utilizar la palabra desafío»

«Mira el muro y piensa en el horizonte del campo»

«Tenemos que crecer sobre el horizonte»


La segunda pregunta se la hace Giulia: «¿Qué podemos hacer para cambiar el mundo?»

Respuesta del Papa

«¿Una maga con una varita mágica? ¿Es posible cambiar el mundo? Responded»

«Es fácil. Es difícil cambiar el mundo»

«Si es difícil para la gente mayor, cuanto más lo será para un chico o chica como vosotros»

«¿Podéis cambiar el mundo?»

«¿Cómo? Con las cosas que tenéis a vuestro lado»

«Por ejemplo, cuando voy con los niños les pregunto: ‘SI tienes dos caramelos y viene un amigo, ¿qué haces?. Casi todos dicen: le doy uno a él y otro para mí. Otros no lo dicen, pero piensan en guardar los dos en el bolsillo. El primero tiene una actitud positiva. El otro, negativo y egoísta»

«Mirad vuestras manos. Cerrada, mano cerrada y mano abierta»

«Hagamos el gesto»

«Para cambiar el mundo se necesitan manos abiertas»

«La mano es un símbolo del corazón»

«Podéis comenzar a cambiar el mundo con el corazón abierto»

«¿Y si tienes un solo caramelo y viene un amigo, qué haces? La mayoría responde: mitad y mitad».

«Y algunos dicen: lo meto en el bolsillo»

«El mundo se cambia abriendo el corazón, compartiendo las cosas. Y vosotros lo podéis hacer»

«Si tienes un compañero/a que no te cae bien y es un poco antipático. Si vas a los demás y hablas mal de esa persona…Si lo dejas pasar y no dices nada…mano abierta»

«Cambiar el mundo con las pequeñas cosas de todos los días, con actitud de fraternidad»

«No responder nunca al mal con el mal»

«¿Qué nos enseñó Jesús sobre esto: ‘Rezad por todos, por vuestros amigos e, incluso, por vuestros enemigos, por los que os hacen sufrir. Como el Padre que está en el cielo hace salir el sol sobre los buenso y los malos»

«Así se puede cambiar el mundo. No hay varita mágica, pero sí las pequeñas cosas de todos los días»

«Os hago una propuesta: Hablad de esto en pequeños grupos»


La tercera pregunta se la hace un chaval de Bulgaria, Tanio, adoptado por una familia italiana. «¿Cómo se llega a creer que el Señor te ama, cuando se lleva a las personas a las que quieres?»

Respuesta del Papa

«Pensemos en un hospital de niños»

«¿Cómo se puede pensar que Dios ama a esos niños y los deja enfermos y morir muchas veces»

«¿Por qué sufren los niños? ¿Por qué hay niños en el mundo que sufren el hambre y en otra parte del mundo se desperdicia la comida? ¿Por qué?»

«Hay preguntas, como la que acabas de hacer, que no se pueden responder con palabras»

«Tanio, hiciste esta pregunta y no hay palabras para explicarla»

«Sólo encontrarás alguna explicación en el amor de los que te quieren y te ayudan»

«Te digo sinceramente. Cuando me hago yo, en la oración, esta pregunta sobre el sufrimiento de los niños (la hago cuando voy a un hospital de niños y salgo con el corazón muy dolorido), el Señor no me responde. Sólo miro el crucifijo. Si Dios permitió que su Hijo sufriese así por nosotros, algo debe haber ahí que tenga sentido»

«Querido Tanio, no puedo explicarte el sentido. Lo encontrarás tú más adelante en la vida o en la otra vida»

«Explicaciomes, como teoremas, no las hay. Ni mías ni de nadie»

«Hay en la vida preguntas y situaciones que no se pueden explicar»

«Detrás de esto, el amor de Dios»

«Y si alguien te dice que te lo explica, duda»

«Te harán sentir sólo el amor de Dio los que te apoyan y llevan adelante»

«Es importante que comencéis a entender estas cosas, porque esto os ayudará a crecer bien y a seguir adelante»

«Retomando el dolor de la última pregunta, nos dirigimos a la madre del cielo. Ella entiende, como todas las madres, el dolor»


Y el Papa reza, con los presentes, la consagración a la Virgen de los ‘Caballeros’.

«Para poder ir adelante en la vida, ¿cómo debe ser el corazón? Responder con la mano» Y Los chavales abren sus manos.

«Todas las tiauciones de la vida se puedan explicar?» No

«Eso es, adelante»

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído