El sacerdote, acreditado en Washington, ha sido relevado y está en Roma

El Vaticano investiga a un diplomático de la Santa Sede por tenencia de pornografía infantil

En 2015, Roma detuvo al nuncio Wesolowski por delitos similares; el polaco murió en la cárcel

El Vaticano investiga a un diplomático de la Santa Sede por tenencia de pornografía infantil
No a los abusos en la Iglesia Agencias

Tras un aviso del Departamento de Estado norteamericano fechado el pasado 21 de agosto, las autoridades vaticanas relevaron al religioso de su puesto, y le hicieron regresar a Roma

(J. Bastante/Ep).- La Santa Sede ha anunciado la apertura de una investigación contra un sacerdote que formaba parte de la delegación diplomática vaticana en Estados Unidos, acusado de tenencia ilegal de material pornográfico infantil.

Según una nota publicada por la Sala Stampa, tras un aviso del Departamento de Estado norteamericano fechado el pasado 21 de agosto, las autoridades vaticanas relevaron al religioso de su puesto, y le hicieron regresar a Roma, donde se ha incoado una investigación oficial.

Dichas investigaciones se encuentran en fase de instrucción, y están afectadas por el secreto de sumario, si bien la Santa Sede ha informado que ha pedido la colaboración internacional para poder dilucidar, lo más pronto posible, el escándalo. De hecho, el Promotor de Justicia vaticano ya cuenta con las instrucciones preliminares.

La actuación de la Santa Sede demuestra que se ha mejorado en agilidad a la hora de reaccionar ante este tipo de polémicas. Como se recordará, ya se produjo un caso similiar en 2015, cuando el entonces nuncio en República Dominicana, Josef Wesolowski, fue detenido tras hallarse en su ordenador centenares de fotografías de niños desnudos o en actitudes pornográficas. Wesolowski murió en la cárcel del Vaticano mientras esperaba a ser juzgado.

 

 

Éste es el comunicado de la Santa Sede:

Se informa que el 21 de agosto, el Departamento de Estado de los Estados Unidos notificó a la Secretaría de Estado, siguiendo la vía diplomática, la posible violación de las normas en materia de imágenes de pornografía infantil por parte de un miembro del cuerpo diplomático de la Santa Sede acreditado en Washington.

La Santa Sede, según la práctica adoptada por los Estados soberanos, hizo regresar al sacerdote en cuestión que se encuentra actualmente en la Ciudad del Vaticano.

Recibida la información del gobierno estadounidense, la Secretaría de Estado la transmitió al Promotor de Justicia del Tribunal Vaticano.

El Promotor de Justicia ha abierto una investigación y ya ha iniciado una colaboración internacional para recopilar datos relativos al caso.

Se recuerda que, según lo dispuesto por las leyes vigentes para todas las instrucciones preliminares, las investigaciones del Promotor de Justicia están sujetas a la confidencialidad investigativa.

 

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído