Prosigue los 'Viernes de la Misericordia' en su visita a la Fundación Santa Lucía

El Papa pide a los enfermos «esperar en el futuro y confiar en la investigación científica»

Francisco acompaña a pacientes de lesiones cerebrales, parkinson o esclerosis múltiple

El Papa pide a los enfermos "esperar en el futuro y confiar en la investigación científica"
El Papa abraza a un niño durante su visita a la Fundación Santa Lucía Osservatore Romano

Alrededor de las 16 horas, el papa Francisco cruzó las puertas de Via Ardeatina 306 y fue recibido con alegría por la gente que estaba en ese momento en el complejo de edificios del hospital

El papa Francisco ha visitado esta tarde por sorpresa la Fundación Santa Lucía, un conocido centro de excelencia en Roma, especializado en la neuro-rehabilitación de pacientes con movimientos y deterioro cognitivo, donde son tratados derrames cerebrales, lesiones médula, parkinson y esclerosis múltiple.

Con esa visita, señala un comunicado de la Oficina de Prensa del Vaticano, «el Papa continúa así la experiencia de los ‘Viernes de la Misericordia’: gestos de cercanía y de apoyo dedicados a los más necesitados y menos afortunados, que han caracterizado el Jubileo de la Misericordia».

Alrededor de las 16 horas, el papa Francisco cruzó las puertas de Via Ardeatina 306 y fue recibido con alegría por la gente que estaba en ese momento en el complejo de edificios del hospital.

 

 

A su llegada, el Santo Padre fue recibido por la presidente de la Asociación, la doctora María Adriana Amadio, y por el director general, doctor Eduardo Alesse, además del personal del lugar.

Particularmente emocionante fue la visita del Papa al departamento de rehabilitación de niños con trastornos neurológicos. El papa Francisco se detuvo y bromeó con ellos, e intercambió algunas palabras reconfortantes con los padres que estaban ayudando en la rehabilitación motora de sus hijos, a menudo cansados y adolorados. El Santo Padre prestó gran atención a los ejercicios que permiten a los niños adquirir o recuperar su estabilidad motora.

Posteriormente, el papa Francisco visitó el departamento en el que se alojan pacientes entre 15 y 25 años de tetrapléjicos y parapléjicos, algunos de los cuales están lesionados por accidentes de tráfico, y el gimnasio donde las personas mayores realizan actividades de rehabilitación motora.

De esta manera, el Santo Padre ha querido animarlos a practicar ejercicio físico y hacer hincapié en lo importante que es esperar en el futuro y confiar en la investigación científica que realiza grandes avances en este campo.

(RD/Agencias)

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído