Fallece el purpurado filipino a los 86 años

«Profunda gratitud» del Papa por el servicio del cardenal Vidal

Francisco da gracias "por su constante defensa del diálogo y la paz para todo el pueblo de Filipinas"

"Profunda gratitud" del Papa por el servicio del cardenal Vidal
Muere el cardenal filipino Ricardo Vidal

Con su muerte, el Colegio Cardenalicio queda compuesto por 219 cardenales, de los cuales 120 son electores y 99 no votantes

Murió la mañana de este miércoles en la ciudad de Cebu el cardenal filipino Ricardo Vidal, arzobispo emérito de Cebú de 1985 a 2010 y ex presidente de la Conferencia de Obispos de Filipinas de 1985 a 1987, a la edad de los 86 años.

El Papa Francisco expresó sus condolencias con un telegrama enviado al arzobispo de Cebú, monseñor José S. Palma:

«Profundamente entristecido por la muerte del cardenal Ricardo Vidal, le expreso mis más sinceras condolencias a usted y al clero, religiosos y fieles laicos de la arquidiócesis de Cebú».

«Uniéndote a ti en expresar profunda gratitud por el incansable y dedicado servicio del difunto cardenal a la Iglesia, y por su constante defensa del diálogo y la paz para todo el pueblo de Filipinas, encomiendo su alma al infinito amor y misericordia de nuestro Padre celestial».

«Como promesa de consuelo y esperanza en el Señor, a todos los que lloran su muerte en la esperanza cierta de la resurrección, voluntariamente imparto mi bendición apostólica«, concluye el telegrama.

El cardenal Ricardo Vidal nació en Mogpoc, diócesis de Lucena, Filipinas el 6 de febrero de 1931. Realizó sus estudios en el Seminario Menor del Santísimo Rosario de Lucena; y en el Seminario San Carlos de Manila.

Ordenado sacerdote el 17 de marzo de 1956, elegido obispo titular de Claterna y nombrado coadjutor, con derecho a sucesión, de Malolos, el 10 de septiembre de 1971. Consagrado el 30 de noviembre de 1971 y promovido a la sede metropolitana de Lipa, el 22 de agosto de 1973. Nombrado arzobispo coadjutor, con derecho a sucesión, de Cebú, el 13 de abril de 1981 y arzobispo de esa sede metropolitana el 24 de agosto de 1982. Fue presidente de la Conferencia Episcopal de los Obispos de Filipinas de 1985 a 1987.

Creado cardenal por el Papa San Juan Pablo II, el 25 de mayo de 1985; recibió la birreta roja y el título de San Pedro y san Pablo de la Via Ostiense el 25 de mayo de 1985.

En la Curia Romana fue miembro de las Congregaciones para la Evangelización de los Pueblos y para la Educación Católica y de los Pontificios Consejos para la Pastoral de los Agentes Sanitarios y para la Familia.

Con su muerte, el Colegio Cardenalicio queda compuesto por 219 cardenales, de los cuales 120 son electores y 99 no votantes.

(RD/Aica)

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído