Concluida la 22 reunión del C9

La comunicación vaticana luce nueva imagen corporativa

Viganò da a conocer su nuevo procedimiento de producción multimedia y su nuevo portal

La comunicación vaticana luce nueva imagen corporativa
Nueva imagen de la comunicación vaticana Agencias

El Dicasterio para el Desarrollo Humano trabaja en una respuesta pastoral eficaz y adecuada a los desafíos del mundo contemporáneo en relación con los migrantes, refugiados y víctimas de la trata

El director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Greg Burke, informó sobre los temas abordados durante la XXII reunión de los cardenales consejeros del Santo Padre en la reforma estructural de la Curia Romana (C9), que tuvo lugar desde el lunes 11 de diciembre y concluyó este miércoles 13 de diciembre.

El Papa Francisco participó en todas las reuniones excepto la de esta mañana a causa de la audiencia general.

Las sesiones de trabajo, informó Burke, han estado dedicadas -en parte- a una reflexión sobre la Curia como instrumento de evangelización y de servicio al Papa y a las iglesias locales.

Además, los cardenales profundizaron cuestiones relacionadas con cuatro dicasterios: el Clero, la Evangelización de los Pueblos, la Educación Católica y la Cultura.

Una parte importante de los trabajos estuvo dedicada a los informes presentados por los superiores del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida; de la Secretaría para la Comunicación y de la Sección de Migrantes y Refugiados del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral.

El cardenal Kevin Farrell, prefecto del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, ilustró sobre la formación del nuevo dicasterio, instituido el 1 de septiembre de 2016, con una atención especial a la relación del dicasterio con los jóvenes.

Secretaría para la Comunicación

Por su parte monseñor Dario Edoardo Viganò, prefecto de la Secretaría para Comunicación, presentó el último tramo del camino hacia la reforma. Se ilustró la organización del dicasterio y de las diferentes direcciones, a partir de la cual se elaborará el organigrama del nuevo dicasterio que se someterá a la aprobación de la Secretaría de Estado.

Además, retomando el proyecto presentado al inicio de la reforma de los medios de comunicación vaticanos, se explicó cómo hasta la fecha se han respetado las tareas: la reducción de personal (en la medida de lo posible) y la reducción de costos.

A continuación, se ilustró el nuevo procedimiento de producción multimedia y el nuevo portal, que será presentado en los próximos días en versión Beta y que no es la reforma, pero es, sin duda, una primera expresión visible y concreta de la misma. Además se dieron a conocer los nuevos logos que mostrarán la unidad en la diferencia.

Se reiteró que la Secretaría para la Comunicación no es una oficina sino un dicasterio de la Santa Sede y se abordaron algunos temas relacionados con los aspectos económico-administrativos. Asimismo se confirmó que a partir del 1 de enero de 2018 entrará a formar parte del dicasterio el grupo de la Tipografía Vaticana, que incluye L’Osservatore Romano y el Servicio Fotográfico del Vaticano.

Migrantes y refugiados

Los purpurados escucharon después al padre M. Czerny SJ y al padre Fabio Baggio CC, subsecretarios de la Sección de Migrantes y Refugiados del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral. Ambos sacerdotes explicaron el proceso de organización de la Sección colocada ad tempus bajo la guía del Santo Padre.

El personal está formado ahora por 21 personas, entre miembros a tiempo completo y voluntario. Todas las actividades promovidas en 2017 son una emanación de su misión dentro del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, que consiste en ayudar a las Iglesias locales en el diseño y la realización de una respuesta pastoral eficaz y adecuada a los desafíos del mundo contemporáneo en relación con los migrantes, refugiados y víctimas de la trata.

Entre las principales actividades: la recopilación y codificación de información sobre cuestiones migratorias directamente desde la base, la realización de varias campañas de comunicación social a favor de una narrativa positiva sobre migrantes y refugiados, la producción de un documento de cara a los Global Compacts de 2018 sobre migrantes y refugiados y la elaboración de una estrategia mundial con los principales protagonistas católicos (Secretaría de Estado, conferencias episcopales, ONG católicas y congregaciones religiosas), y la asistencia directa a algunas conferencias episcopales.

Por último señaló el director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede que el cardenal Sean Patrick O’Malley actualizó a los otros miembros del Consejo con respecto al trabajo de la Comisión Pontificia para la Protección de Menores, especialmente en relación con la labor de asistencia a las Iglesias locales.

La próxima reunión del Consejo de Cardenales tendrá lugar del 26 al 28 de febrero de 2018.

(RD/Aica)

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído