Mensaje del Papa al Sínodo de las Iglesias Metodistas y Valdenses

El Papa pide a los valdenses «caminar de corazón hacia la plena comunión»

Aboga por el testimonio de vida "hacia los muchos Lázaros de hoy, que llaman a nuestra puerta"

El Papa pide a los valdenses "caminar de corazón hacia la plena comunión"
Francisco, con los valdenses

Entre los temas que están tratando los ciento ochenta Padres sinodales están: el papel de la Iglesia entre la presencia pública y la vida comunitaria, la diaconía entre el servicio y la predicación, las migraciones y la acogida, y el ecumenismo

«Estamos llamados a donarnos en el anuncio de Jesús, que será creíble si se da testimonio de vida y se vive en la caridad, especialmente hacia los muchos Lázaros que hoy, llaman a nuestra puerta», lo escribe el Papa Francisco en su Mensaje de saludo, a los participantes en el Sínodo de las Iglesias Metodistas y Valdenses que se inauguró en Torre Pellice, región italiana de Piamonte, este 26 de agosto de 2018. Fue Eugenio Bernardini, moderador de la Mesa Valdense, quien leyó el mensaje del Pontífice a los participantes en el Sínodo.

«Quisiera expresarles la cercanía fraterna de la Iglesia Católica y mi cercanía personal – manifiesta el Santo Padre – dando gracias ante todo al Señor por el don de la fe en él y por la comprensión mutua que crece entre nosotros». Al orar por vosotros, me imagino que también estoy orando con vosotros y que junto con Dios Padre nuestro, precisa el Pontífice, pido que todos los cristianos puedan caminar sinceramente de corazón hacia la plena comunión.

En efecto, subraya el Papa Francisco, sirviendo a los hombres de hoy, defendiendo la dignidad de los más débiles y promoviendo la justicia y la paz, nos convertimos juntos en agentes de esa paz que el Señor anunció en la Pascua (cf. Jn 20, 19) y nos dejó como herencia.

«Por eso me alegra deciros también a vosotros, queridos hermanos y hermanas – concluye el Papa – ¡paz para vosotros! A la vez que guardo con gratitud el recuerdo de nuestros encuentros en Argentina y, más recientemente, en Turín y Roma, expreso a su Asamblea sinodal y a cada uno de ustedes mis mejores deseos para estos días de oración, de compartir y de trabajo. Y mientras invoco la bendición del Señor sobre ustedes, les pido por favor que no se olviden de rezar por mí y por nosotros, sus hermanos y hermanas».

El sínodo anual de las Iglesias Metodista y Valdense está en curso hasta el viernes 31 de agosto. Entre los temas que están tratando los ciento ochenta Padres sinodales están: el papel de la Iglesia entre la presencia pública y la vida comunitaria, la diaconía entre el servicio y la predicación, las migraciones y la acogida, y el ecumenismo. En los trabajos han intervenido, Mons. Maurizio Malvestiti, Obispo de Lodi, acompañado por Don Cristiano Bettega, Director de la Oficina Nacional de la Conferencia Episcopal Italiana para el Ecumenismo y el Diálogo Interreligioso.

(RD/Vatican News)

 

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído