La Secretaría General la parte del organigrama que gana más funciones y peso político

Francisco da más poder de auditoría y control al ‘jefe de Gabinete’ del gobierno del Vaticano

El Papa avanza en la descentralización de la gestión del Gobierno del Estado del Vaticano

Francisco da más poder de auditoría y control al 'jefe de Gabinete' del gobierno del Vaticano
Governatorato

La nueva estructura fue fijada en base a principios de "racionalización, economicidad y simplificación"

(Hernán Reyes, corresponsal en el Vaticano).- El papa Francisco decidió avanzar con la descentralización de la gestión del Gobierno del Estado del Vaticano, y renovó la estructura de gestión, con mayores poderes de auditorías y controles al secretario general, una suerte de «jefe de Gabinete» del Governatorato, el cargo más alto al que puede llegar un laico.

El decreto de 35 artículos dado a conocer este jueves por la Santa Sede reorganiza la estructura interna del Governatorato, introduciendo pequeños cambios en la gestión diaria del Estado-ciudad que tiene al pontífice como soberano y que entre sus puntos más destacados otorga mayor poder al «secretario general»; una especie de jefe de Gabinete que actúa por debajo del Cardenal-Presidente, en estos momentos el italiano Giuseppe Bertello.

El nuevo decreto dedica sus primeros artículos a detallar los órganos de gobierno, como la Presidencia y la Secretaría General, casi sin cambios, aunque explicitando los organismos de control, a través de una unidad especial.

En ese sentido, el artículo 5 establece que «la Unidad de Control e Inspección vigila la observación de las normativas y procedimientos, verifica las actuaciones y evalúa la eficiencia y eficacia de las actividades de cada organismo».

Esta Unidad «informa a los órganos de gobierno y formula propuestas oportunas», al tiempo que «coopera en las relaciones con los organismos de revisión y de control externos al Governatorato».

Es la Secretaría General la parte del organigrama que gana más funciones y peso político. El propio Bertello explicó que esa función obtiene «un mayor desarrollo de sus estructuras dedicadas al apoyo y auxilio de los órganos de gobierno», en una nota informativa distribuida junto al decreto papal.

El secretario general, la posición más alta dento del gobierno vaticano a la que puede acceder un laico, reforzará su rol de auditor y coordinador del staff. Todo un jefe de gabinete en funciones.

La nueva estructura fue fijada en base a principios de «racionalización, economicidad y simplificación», con criterios de «funcionalidad, transparencia, coherencia normativa y flexibilidad organizativa», según explicó Bertello.

El gobierno del Vaticano queda ahora compuesto, además de los órganos ejecutivos, por siete direcciones: Infraestructura y Servicios; Telecomunicación y Sistemas Informáticos; Economía, Servicios de Seguridad y Protección Civil; Sanidad e Higiene; Villas Pontificias y la de Museos y Bienes Culturales, que seguirá teniendo bajo su órbita la principal fuente de recaudación del Governatorato, los Museos Vaticanos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Lo más leído