Andrea Monda ofrecerá en 'L'Osservatore' una "palabra fuerte, sorprendente e inquietante"

El nuevo director del periódico vaticano fija como prioridad «sacudir conciencias y encender corazones»

El diario será "la voz de la Iglesia que no desciende desde lo alto, sino que fluye desde las entrañas, movida por el amor"

El nuevo director del periódico vaticano fija como prioridad "sacudir conciencias y encender corazones"

Mirar e interpretar lo que sucede en el mundo a la luz del Evangelio; ser la primera y más clara fuente para alimentar la búsqueda de la verdad

(RD/Vatican News).- «El cristiano debe estar al mismo tiempo cerca de los hombres, pero también debe tener la distancia correcta, esa extrañeza que le permite entender, juzgar, afectar sin enredarse en la lógica de una crónica que a menudo se ve pero no ve, se interpreta sin saberlo primero», ha reclamado el nuevo director de L’Osservatore RomanoAndrea Monda, en su primer editorial.

Al comenzar su publicación, el jurisconsulto y experto en temas de estudios religiosos, resalta la misión que el diario oficial del Vaticano tiene en llevar la voz del Papa y de la Iglesia a todos los lectores: «mirar e interpretar lo que sucede en el mundo a la luz del Evangelio; ser la primera y más clara fuente para alimentar la búsqueda de la verdad», señala Monda.

Salir al encuentro

De igual manera, el flamante director aprovecho la oportunidad para brindar un reconocimiento al trabajo de su predecesor Giovanni Maria Vian, quien estuvo al mando de L’Osservatore Romano por cerca de once años; a quien también aprovechó para hacer una mención al Sumo Pontífice, por el encargo de dirigir dicha gaceta.

«Sintiendo sobre mis hombros todo el peso de la responsabilidad que me confió el Santo Padre, no puedo dejar de hacer esta pregunta decisiva. Y no puedo encontrar una respuesta más simple y verdadera que la que sigue al seguir el modelo indicado por Jesús en los Evangelios, como en el pasaje de los discípulos de Emaús. Aquí, donde el Papa Francisco nos recuerda que Jesús se convierte en un compañero en la calle y entra en las conversaciones de los hombres, dándole una nueva dirección y un nuevo impulso vital».

 



Informarse de la realidad

Prosiguiendo con la comparación del pasaje Jesús y los discípulos de Emaús, en la cual el maestro sale al encuentro, justamente es allí donde los medios de comunicación, cumplen su rol en acercar al cristiano con el resto de los hombres, de la realidad lo cual le permita estar al tanto del contexto real y poder entender, juzgar con su propia lógica.

«L’Osservatore Romano debe caminar al lado de cada hombre y al mismo tiempo evitar que el ‘extraño’ pellizque para que no pueda decir una palabra fuerte, sorprendente e inquietante, capaz de romper esa familiaridad que ya no respeta la maravilla de la realidad, reduciéndola a la banalidad y la discreción. Solo de esta manera, se puede dar valor al corazón, dar esperanza a un alma desanimada», resalta el director del periódico vaticano.

Portador de la llama humana

Según Monda, es evidente que la sociedad se va sesgando por la banalización y la indiferencia está siendo absorbido por la humanidad en la gente, pero ante todo la Iglesia estará allí portando siempre el mensaje de la verdad del Evangelio.

«A esta humanidad decepcionada y afligida vendría, a través de este diario, la voz de la Iglesia, solo ella tan extraña como para poder sacudir las conciencias y encender los corazones de un mundo que arriesga el gran frío de la apatía, la desilusión y el individualismo miope. Una voz que no desciende desde lo alto, sino que fluye desde las entrañas, movida por el amor, la única verdadera y luminosa novedad que renace cada día, tal vez escondida como en Belén en alguna cueva oscura del dramático y maravilloso mundo de los hombres».

 

 



Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído