"Sufro por lo que pasa en Venezuela, y me asusta el derramamiento de sangre", confiesa en el vuelo papal

Francisco pidió «desinflar las expectativas» para la cumbre antipedofilia

"Creo que el celibato es un don a la Iglesia y yo no estoy de acuerdo con permitir el celibato opcional"

Francisco pidió "desinflar las expectativas" para la cumbre antipedofilia
El Papa habla en el vuelo Agencias

Se habla de que se podría otorgar el sacerdocio a los casados solo para celebrar misa, el sacramento de reconciliación o la unción de enfermos y que esto "podría ser interesante"

(Hernán Reyes Alcaide, corresponsal de RD en Roma).- «Yo apoyo en este momento a todo el pueblo venezolano porque es un pueblo que esta sufriendo», planteó el pontífice en la conferencia de prensa al regreso de su viaje a Panamá, de donde llegó a Roma este mediodía.

«Incluso los que están en una parte y de otra, es todo el pueblo el que sufre. Si yo entrara a decir ‘háganle caso a estos países, háganle caso a estos otros’, me metería en un rol que no conozco, seria una imprudencia pastoral de mi parte y haría daño«, aseveró Jorge Bergoglio, consultado sobre la situación en el país caribeño, donde el diputado Juan Guaidó se autoproclamó presidente mientras el mandatario electo Nicolás Maduro se mantiene en el cargo.

En ese marco, el pontífice se refirió al pedido de una salida «pacífica» al conflicto. «Las palabras las pensé y las repensé, y creo que con esto expresé mi cercanía y lo que siento. Yo sufro por lo que está pasando en Venezuela en este momento, por eso deseo que se pongan de acuerdo, y una solución justa y pacífica», reveló.

«¿Qué es lo que me asusta? El derramamiento de sangre, y ahí tambien pido grandeza a los que pueden ayudar a resolver el problema», apuntó.

 

 

 

 

«El problema de la violencia a mí me aterra, despues de todo el esfuerzo hecho en Colombia, lo que pasó en la escuela de cadetes el otro día fue terrorífico. No es solución la sangre. Por eso tengo que ser pastor, no me gusta la pabra equilibrado. Todos, si necesitan ayuda que de común acuerdo la pidan, por ahi va», finalizó, refiriéndose también al atentado que dejó más de 20 muertos en Colombia la semana pasada.

Durante el diálogo con periodistas, el pontífice se refirió también a la cumbre anti-pedofilia convocada para el 21 al 24 de febrero en Roma. «La idea del encuentro nació en el C9. Veíamos que algunos obispos no entendían bien, o no sabían que hacer, o hacían una cosa bien y la otra equivocada. Sentimos la responsabilidad de dar una catequésis sobre este problema a las conferencias episcopales y por esto se llama a los presidentes», explicó Bergoglio.

«Una catequesis para que se tome conciencia del drama que es una niña o niño abusado. Yo recibo con regularidad gente abusada. Recuerdo uno: 40 años sin poder rezar. Es terrible el sufrimiento», recordó Francisco.

 

 

 

 

En ese marco, dio pistas sobre los objetivos del encuentro. «Primero que tomen conciencia. Segundo que sepan lo que se debe hacer, el procedimiento: a veces el obispo no sabe qué hacer. Y después, que se hagan programas generales y que lleguen a todas las conferencias episcopales sobre qué deben hacer el obispo, el arzobispo , el presidente de la conferencia episcopal».

«Que sea claro, que haya protocolos claros. Esto es lo principal, pero primero se debe tomar conciencia», explicó. . «Después se hará un rezo, algún testimonio para ayudar a tomar conciencia y alguna liturgia penitencial para pedir perdon por toda la iglesia, se esta trabajando bien en la preparacion de esto», reconoció sobre el programa del congreso.

«Me permito decir que percibí un poco de expectativa inflada, hace falta desinflar las expectativas a estos puntos que digo, porque el problema de los abusos continuará, es un problema humano, por todos lados», pidió el pontífice de cara al encuentro.

«Leí una estadística el otro día que dice que el 50% de los casos es denunciado, de esa mitad el 20% es escuchado, y terminaba asi: el 5% es condenado. Es terrible. Es un drama humano del que debemos tomar conciencia, también nosotros, resolviendo el problema en la iglesia. Tomando conciencia ayudaremos a resolverlo en la sociedad, en las familias, donde la vergüenza hace cubrir todo. pero pirmero debemos tomar conciencia», reclamó.

En el diálogo, Francisco también se mostró a favor de la educación sexual «pero sin colonizaciones ideológicas» y renovó una vez más su pedido para «acompañar» a las mujeres que han abortado y no penalizarlas.

Por otro lado, el Papa aseguró que nunca autorizará el celibato opcional, aunque dejó abierta la puerta a conceder la ordenación sacerdotal a hombres casados en lugares recónditos. «Personalmente, creo que el celibato es un don a la Iglesia y yo no estoy de acuerdo con permitir el celibato opcional«, dijo Francisco.

Aunque el papa se refirió a la posibilidad, actualmente en estudio, de que los llamados «viri probati», que son hombres maduros casados, puedan ser ordenados solo en sitios muy lejanos, como las islas del Pacífico o la Amazonia, donde faltan sacerdotes.

Francisco reiteró en varias ocasiones su oposición «al celibato opcional antes del diaconado» y para ello citó la frase de san Pablo VI: «Prefiero dar la vida antes de cambiar la ley del celibato».

Explicó que hay un libro interesante donde un teólogo dice que «la Iglesia hace la Eucaristía, y la Eucaristía hace la Iglesia» y que hay lugares donde la comunidad católica está en manos solo de diáconos, las hermanas religiosas o laicos.

En este volumen, explicó el papa, se habla de que se podría otorgar el sacerdocio a los casados solo para celebrar misa, el sacramento de reconciliación o la unción de enfermos y que esto «podría ser interesante».


Éste es el resumen elaborado por Vatican News

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído