Observador de la Santa Sede en la Comisión de Desarrollo Social en la ONU en Nueva York

Monseñor Auza denuncia que «la brecha entre ricos y pobres sigue creciendo»

"La educación inclusiva de calidad es el instrumento fundamental para reducir las desigualdades"

Monseñor Auza denuncia que "la brecha entre ricos y pobres sigue creciendo"
Monseñor Auza apuesta por la educación como herramienta para atajar la desigualdad

Las políticas basadas en la familia, las políticas fiscales favorables a la familia y los programas de protección social, son inversiones que catalizan a la familia para contribuir a la formación de las generaciones futuras

(Vatican News).-Declaración de S.E. el Arzobispo Bernardito Auza, Nuncio Apostólico, Observador Permanente de la Santa Sede en el 57º período de sesiones de la Comisión de Desarrollo Social con el tema: Abordar las desigualdades y los desafíos para la inclusión social mediante políticas fiscales, salariales y de protección social.

Mons. Auza comienza su declaración constatando que «los niveles de desigualdad entre países ha crecido en muchas regiones del mundo. Muchos estudios muestran que la brecha entre los países muy ricos y los pobres continua creciendo».

Crece desigualdad

Para el Nuncio Apostólico, «Una mayor desigualdad de ingresos disminuye la movilidad económica intergeneracional e impacta el crecimiento económico en la reducción de la pobreza. También socava la cohesión social y la confianza en los sistemas sociopolíticos, hecho que conduce a una desconexión entre los gobernantes y los ciudadanos, generando inseguridad e incertidumbre sobre el futuro».

Jóvenes y familia: pilares de desarrollo

Mons. Auza citando al Papa Francisco en su discurso al Cuerpo Diplomático acreditado ante la Santa Sede, afirma: «Los jóvenes son nuestro futuro y la tarea de la política es allanar el camino para el futuro». El Santo Padre Instó a los gobiernos a crear perspectivas seguras para el futuro de los jóvenes, invirtiendo en iniciativas que puedan ayudarles a forjar su futuro permitiéndoles tener empleo y atender las necesidades de sus familias.

El Arzobispo Auza, reitera la posición vaticana: «En este sentido, la Santa Sede no puede dejar de insistir en que la educación inclusiva de calidad, en particular para los niños y los jóvenes en situaciones socioeconómicas desfavorecidas, es un instrumento fundamental para reducir las desigualdades y un factor que dinamiza la movilidad socioeconómica y equitativa de las personas y de familias enteras. La promoción del futuro de los jóvenes debe incluir la inversión en la familia».

El diplomático subraya que «las políticas basadas en la familia, como el apoyo a la infancia y a la familia, las políticas fiscales favorables a la familia y los programas de protección social, son inversiones que catalizan a la familia para contribuir a la formación de las generaciones futuras y a la atención de los miembros más vulnerables de nuestra sociedad».

El ser humano: centro del desarrollo

Cita al Papa Francisco, quien a menudo enfatiza que «el ser humano es el centro del desarrollo y que, mientras los hombres y las mujeres permanezcan pasivos o marginados, el bien común no puede estar plenamente cumplido».

También es fundamental reconocer la gran contribución de las mujeres al desarrollo y garantizar una mayor igualdad entre las mujeres y los hombres, que incluya igual retribución por un mismo trabajo y la equidad en la carrera profesional, así como la protección de las madres».

Otro mundo es posible

«Otro mundo es posible», exclamó el Papa Francisco durante la Jornada Mundial de la Juventud, celebrada recientemente en Panamá. Nos instó a que asumiéramos nuestra responsabilidad en su construcción, para que así fuera, dijo, «nuestros sueños no son efímeros o etéreos, pero pueden promover un contrato social en el que todo el mundo tenga la oportunidad de soñar con un mañana».

Para que esos sueños sean realidad, es necesario abordar las desigualdades y los desafíos de la inclusión social. Esta Comisión es «un paso esperanzador en esa dirección».

 

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído