Observador de la Santa Sede ante la ONU en Ginebra, en un Encuentro para el Diálogo Interreligioso

Monseñor Jurkovic: «Ante las crisis actuales, la única respuesta razonable es la fraternidad y la misericordia»

"Como ha dicho el Papa, no debemos ver a los migrantes simplemente como un número, sino más bien como personas"

Monseñor Jurkovic: "Ante las crisis actuales, la única respuesta razonable es la fraternidad y la misericordia"
Mons. Jurkovic en Ginebra

Sabemos que no basta con abrir el corazón al sufrimiento de los demás. Dar la bienvenida a los demás requiere un compromiso concreto para luchar también contra las causas profundas de la migración forzada

(Vatican News).- El Observador Permanente de la Santa Sede ante las Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales de Ginebra (Suiza), monseñor Ivan Jurkovič, participó en el encuentro para el Diálogo Interreligioso organizado en esta ciudad; que estuvo centrado en el tema de la solidaridad global y la acogida a los migrantes.

El 12 de febrero tuvo lugar en el Palacio de las Naciones en Ginebra, Suiza, un encuentro para el Diálogo Interreligioso bajo el tema «Solidaridad global y acogida al migrante».

Monseñor Ivan Jurkovic, Nuncio Apostólico y Observador Permanente de la Santa Sede ante las Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales de Ginebra (Suiza), participó en esta iniciativa pronunciando un interesante discurso en el que puso de manifiesto la necesidad de trabajar con determinación y entrega para garantizar la integración social de las personas extranjeras.

Migrantes: son personas, no números

En alusión a la actual crisis migratoria que se ha convertido en un auténtico fenómeno global, Mons. Jurkovic reflexionó sobre los millones de migrantes y refugiados que se encuentran en situación de vulnerabilidad:

«Como ha dicho en varias ocasiones el Papa Francisco, no debemos verlos simplemente como un número, sino más bien como personas, ver sus rostros y escuchar sus historias, tratando de ayudarlos de la mejor manera posible.

Para responder de una manera siempre humana, justa y fraterna,
tenemos que evitar caer en una tentación muy común hoy en día: descartar todo lo que resulte problemático», afirmó el Nuncio Apostólico invitando a los presentes a recordar «la Regla de Oro»: «Haz a los demás lo que quieres que te hagan a ti».

«Sabemos que no basta con abrir el corazón al sufrimiento de los demás. Dar la bienvenida a los demás requiere un compromiso concreto para luchar también contra las causas profundas de la migración forzada, en una verdadera comprensión del bien común, es decir, teniendo en cuenta las necesidades de todos los miembros de la sociedad humana la familia y el bienestar de todos», añadió.

Religiones minoritarias

El segundo punto de la intervención del Observador Permanente se centró en la dificultad que padecen las religiones minoritarias cuando su libertad de culto se ve amenazada.

«El derecho a la libertad religiosa es un derecho fundamental que determina la forma en que interactuamos social y personalmente con nuestros vecinos. La promoción del diálogo interreligioso, el respeto y la comprensión mutua son fundamentales en nuestras sociedades interconectadas.

Y es que en muchas regiones del mundo, está surgiendo una creciente actitud de rechazo hacia muchos religiosos y las religiosas dando paso a la marginación y a la persecución de las minorías religiosas», expresó Mons. Jurkovic citando algunos fragmentos del discurso del Papa Francisco tras su reciente visita a los Emiratos Árabes Unidos, en el que el Santo Padre firmó junto al Gran Imán de Al- Azhar una Declaración Histórica sobre la Fraternidad humana.

Solidaridad global

Finalmente, Mons. Jurkovic compartió algunas reflexiones sobre la importancia de la solidaridad mundial de cara a la familia humana:

«Ante los desafíos de nuestra realidad contemporánea, la única respuesta razonable para las crisis es la fraternidad y la misericordia. Por lo tanto, es importante fomentar el diálogo, la cultura de la tolerancia y la aceptación de los demás en todos los niveles», concluyó subrayando la constante petición del Santo Padre a «crear puentes y nunca muros».

 

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído