SEGÚN EL PURPURADO, EL PAPA PERMITIRÁ SACERDOTES CASADOS SI LOS OBISPOS LO PIDEN

El cardenal Kasper afirma que el celibato sacerdotal ‘no es un dogma’

El cardenal Kasper afirma que el celibato sacerdotal 'no es un dogma'
Walter Kasper

Se abre la puerta a la ordenación de hombres casados (Cuándo y por qué la Iglesia católica impuso el celibato a los sacerdotes).

El cardenal alemán Walter Kasper, uno de los consejeros teológicos del papa Francisco, dijo que si durante una próxima reunión de obispos en la región del Amazonas los prelados pidieran la ordenación de hombres casados, el pontífice aceptaría la solicitud.

También aseguró que la ordenación de mujeres, incluso para el diaconado, está fuera de discusión, ya que socavaría una «tradición milenaria», y señaló que la Iglesia Católica «colapsaría» sin las mujeres.

«Si los obispos acordaran por mutuo acuerdo ordenar a hombres casados –los llamados viri probati–, opino que el Papa lo aceptará», manifestó el purpurado. «El celibato no es un dogma, no es una práctica inalterable», subrayó.

«Personalmente, estoy totalmente a favor de mantener el celibato como un estilo de vida obligatorio en concordancia con el compromiso con la causa de Jesucristo, pero esto no excluye que un hombre casado pueda realizar el servicio sacerdotal en situaciones especiales», explicó el cardenal Kasper.

El tema de la ordenación de hombres casados podría discutirse durante el Sínodo de los Obispos en el Amazonas, que tendrá lugar el próximo mes de octubre en Roma.

Francisco abordó el tema de la posible ordenación de hombres casados en enero, durante la conferencia de prensa en el vuelo de regreso a Roma tras la Jornada Mundial de la Juventud en Panamá.

«Preferiría dar mi vida que cambiar la ley sobre el celibato», apuntó el Papa, citando a Pablo VI, quien, como señaló el pontífice, expresó esto «cuando los tiempos eran más difíciles que ahora, en 1968-1970».

«Tampoco estoy de acuerdo con permitir el celibato opcional», reconoció.

Sin embargo, Francisco afirmó en aquella oportunidad que creía que los teólogos deberían estudiar la posibilidad de que se ordenen «hombres casados mayores», en «lugares lejanos o remotos», como las islas del Pacífico, pero aún así, solo se ordenarían para celebrar la misa, escuchar confesiones y ungir a los enfermos.

Citó al obispo Fritz Lobinger de Sudáfrica, quien escribió sobre este tema. Insistiendo, que este es un asunto que sobre el que deben «orar» y discutir los teólogos, y sobre el que él personalmente no ha meditado lo suficiente».

«No me corresponde a mí decidir. Mi decisión es que no debe permitirse el celibato opcional antes del diaconado, no», refiriéndose al hecho de que los futuros sacerdotes generalmente son ordenados primero como diáconos. «No voy a hacer esto. No deseo pararme frente a Dios con esta decisión», concluyó el Papa.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido