LA IGLESIA TAMBIÉN INVESTIGA A GUSTAVO ÓSCAR ZANCHETTA

Imputan por abuso sexual al prelado argentino que prestó servicios de asesoría al papa Francisco

Imputan por abuso sexual al prelado argentino que prestó servicios de asesoría al papa Francisco
El papa Francisco y Gustavo Óscar Zanchetta. EP

Estalla un nuevo caso de abusos sexuales y de poder en la Iglesia Católica (Roma reafirma que Francisco no conocía las denuncias sobre Zanchetta cuando lo designó en el APSA).

El obispo emérito de Orán y asesor de la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica, Gustavo Óscar Zanchetta, ha sido imputado por el delito de abuso sexual continuado agravado a dos seminaristas.

Acompañado por su abogado, Enzo Gianotti, el prelado se presentó hace unos días ante la fiscal penal Mónica Viazzi, interina en la Fiscalía Penal de Violencia Familiar y de Género de Orán, y se negó a declarar.

Ahora, Zanchetta no podrá regresar a Roma hasta que se defina su situación judicial.

A petición de la fiscal, el juez de Garantías 2, Claudio Parisi, resolvió imputar al asesor de la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica por el delito de abuso sexual continuado agravado por ser cometido por un ministro de culto religioso reconocido a dos seminaristas cuando era obispo de Orán.

Por los mismos delitos, Zanchetta también está sujeto a una investigación canónica. La pena a la que se enfrenta es de 3 a 10 años de prisión.

El magistrado ha decretado que el próximo 12 de junio el obispo argentino sea sometido a un peritaje psicológico, le ha retirado el pasaporte y le ha impuesto la obligación de fijar domicilio dentro del país y concurrir a todas las citaciones, asi como abstenerse de «acercarse a las víctimas o a su grupo familiar».

El papa Francisco explicó su proceder con Zanchetta en una reciente entrevista concecida a Televisa.

Cuando la prensa destapó el caso, Alessando Gissiotti, portavoz interino del Vaticano, salió al paso y aseguró que el Papa había nombrado a Gustavo Óscar Zanchetta asesor de Adminstración del Patrimonio de la Sede Apostólica sin conocer las denuncias por abuso sexual.

En sus últimas declaraciones, Francisco reconoció que estaba en conocimiento de las denuncias que se habían elevado ante la Nunciatura: «Se quejaron, se quejaron hasta que hicieron como clero una denuncia a la Nunciatura. Yo llamé a la Nunciatura, y el nuncio me dijo: ‘Mire, la cosa de la denuncia es seria por maltrato, abuso de poder, podríamos decir, ¿no?'».

Las denuncias que realizaron cinco sacerdotes ante la Nunciatura fueron por acusaciones que constaban en un mismo documento: mala administración, abuso de poder y abuso sexual a seminaristas. El Papa solo se refirió públicamente a las de abuso de poder.

Zanchetta había abandonado el obispado en julio de 2017 de manera repentina y alegando problemas de salud. Reapareció meses después con un cargo en uno de los departamentos más importantes de la Santa Sede.

El portavoz interino del Vaticano confirmó recientemente que el prelado argentino había sido apartado de su cargo y que se había iniciado una investigación canónica.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido