El tremendo susto de Lourdes Montes días antes de ser madre

El torero Fran Rivera, en la UCI con pronóstico «muy grave»

Fran Rivera se recupera favorablemente de la cornada que sufrió este 10 de agosto de 2015 en la plaza de toros de Huesca y podría ser trasladado, si su estado lo permite, a la clínica Quirón de Zaragoza.

El torero salió pasadas las diez de la noche del quirófano de la plaza, donde fue operado durante dos horas y media de una cornada de pronóstico «muy grave», que causó importantes daños en el bajo vientre, según recoge el parte médico oficial (Fran Rivera: «Me haría mucha ilusión que se llamara Carmen, como mi madre»).

El apoderado del torero confirmó que la cornada, a pesar de ser aparatosa, no ha afectado a ningún órgano vital.

El doctor Crespo, que intervino al torero de urgencia, mostraba su preocupación por la gravedad de la cogida:

«Es una herida terrible por lo que le ha hecho y lo que aún le puede hacer. Tengo un disgusto horrible porque todos nos hemos dado cuenta cuando le hemos abierto la barriga de que el toro le ha podido matar en el ruedo».

El médico añadió al portal taurino Aplausos: «El torero se ha marchado a la UVI estable, e incluso se ha despertado y ha hablado con su mujer, Lourdes Montes. Pero hay que ser cautos, aún se puede infectar o formarse trombos».

El pitón entró entre la zona del pubis hacia la ingle derecha, atravesándole en un trayecto de 25 centímetros y produciendo importantes daños en la cavidad abdominal, contundiendo la arteria iliaca, disecando también la aorta, y afectando desde el colon a varios músculos de la zona peritoneal, y alcanzando el cuerpo vertebral L3.

El pronóstico es «muy grave» por la cantidad de destrozos que produce. No obstante, fuentes del servicio médico de la plaza de toros de Huesca señalaron que el torero entró «estable» en la UCI del hospital San Jaime de Huesca, y que «lo importante es que, dentro de la gravedad, no ha habido perforación ni de intestino ni de estómago».

El torero llegó «consciente y tranquilo» a la enfermería y fuentes médicas aseguran que la intervención salió «bien».

El parte médico oficial recoge lo siguiente:

«Rivera Ordóñez ha sido intervenido de herida por asta de toro en región supra púbica y fosa iliaca derecha con un trayecto transverso de unos 25 centímetros hacía izquierda con desgarro de la musculatura de la pared abdominal que a través de el oblicuo mayor y del transverso del abdomen. Penetra también en cavidad abdominal, contundiendo inicialmente la arteria iliaca, diseca colón ascendente y riego, para llegar a espacio retro peritoneal, desgarrando el músculo psoas, disecando la aorta en un 5 centímetros y llegando al cuerpo vertebral de L3. Pronóstico Muy grave».

Francisco Rivera fue cogido mientras saludaba con el capote al segundo toro de su lote, de nombre ‘Traidor’, de la ganadería de Albarreal, que le prendió por la zona abdominal, dejándolo varios segundos colgado del pitón.

El domingo, en la plaza de toros de Marbella, la diseñadora Lourdes Montes ya vivió un momento angustioso cuando el primer toro de la tarde volteó a Fran Rivera. Todo quedó en un susto y en esa ocasión su mujer pudo respirar tranquila.

Esta vez el percance ha sido terrible aunque, dentro de la gravedad, todo indica que la situación está controlada. La diseñadora está a punto de dar a luz a su primera hija con el torero. Tal y como han declarado, piensan ponerle a la pequeña el nombre de Carmen, en recuerdo a Carmina Ordóñez, la madre del diestro.

Rivera está anunciado el próximo día 13 en San Sebastián, día en el que vuelven los toros a Illumbe después de tres años vetados por Bildu. Una corrida con un gran valor simbólico ya que están anunciados los toros y los mismos nombres del cartel de la inauguración de la plaza de Illumbe. Fran Rivera no estará, presumiblemente, listo para torear ese día.

El cartel en Huesca lo completaban Fandi y López Simón. Se han lidiado toros de Criado Holgado y Albarreal con un lleno en los tendidos. Fran Rivera, pitos y herido; El Fandi, oreja, oreja en el que mató por Rivera y silencio; López Simón, oreja y dos orejas.

Francisco Rivera Ordóñez es hijo del diestro Francisco Rivera ‘Paquirri’, quien falleció el 26 de septiembre de 1984 al ser mortalmente corneado por el toro «Avispado» en la localidad de Pozoblanco (sur de España), y nieto del matador Antonio Ordóñez (1932-1998), considerado como una de las grandes figuras del toreo de todos los tiempos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído