'El Juli' gana su duelo a José Tomás

Tarde grande en San Sebastián, con ‘El Juli’ por la puerta grande

El torero de Velilla desorejó al segundo y se estrelló con el desfondado sexto con la tarde ya agostada

No ha sido una corrida grandiosa. Pero ha sido una tarde muy importante

La gran noticia: el cartel de «No hay billetes», Illumbe rebosante de expectación y público venido de todas partes, encabezado por Don Juan Carlos, la Infanta Elena con sus hijos y muchas caras conocidas. En San Sebastián, los toros vuelven a estar de moda.

El Juli sale en hombros, al cortar dos orejas a su primero. José Tomás sólo una, por culpa de la espada. Pablo Hermoso se queda en petición. Las reses de Garcigrande, chicas, flojas y muy colaboradoras, favorecen el éxito.

No ha sido una corrida grandiosa. Pero ha sido, la de este 14 de agosto de 2016, una tarde muy importante. Tal como está el patio, poner el «No hay billetes» en el coso de Illumbe no deja de ser un hito. Y esta tarde de domingo lo han logrado José Tomás y El Juli. Ya con eso la Fiesta está de enhorabuena.

Luego las cosas han discurrido con menos entusiasmo. En buena medida porque la corrida de Garcigrande ha carecido en buena medida de fondo y en una mayor de poder, aunque salvo que el que cerró la tarde se dejaban hacer. Y así la grandeza del toreo merma mucho.

Tampoco los de Bohórquez para rejones fueron un dechado de nada, tanto que ni Hermoso de Mendoza puedo dar su verdadera dimensión, sino que cumplió.

Naturalmente con momento brillantes, pero sin poder solemnizar la ocasión. (Entre paréntesis: la fórmula de buscarse un «primero» tan especial, que se está repitiendo más de la cuenta, no acaba de resultar adecuada. En el escalafón de matadores hay suficientes primeros muy dignos como para encabezar estos carteles).

Ha estado José Tomás en lo que es su propio ser. Pero sin esa explosión de otras tardes, que de suyo exige de otro toro. Ha toreado a ambos enemigos de manera primorosa con la mano izquierda, con un temple soberbio.

Pero también con la derecha ha mantenido una sintonía magnifica, como en los cambios de mano, los trincherazos…. Luego, la condición de sus enemigos, ha traído de la mano los arrimones finales. La espada le privó de un triunfo mayor con su primero, que luego compensaría en parte con el 4º.

A Julián López «El Juli» se le ha visto arrollador desde el primer momento. La pena fue que el 6º no estaba por ninguna labor.

La faena con el 3º tuvo garra, mucho oficio y siempre temple. Un trasteo muy sólido y bien construido, que conmovió al personal con los momentos más impactantes de la tarde. También los momentos con niveles de arte más logrados. Luego en ambos enemigos la espada resultó eficaz, pero no brillante: en ambas ocasiones caída.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído